Días de azahar

Días de azahar
Málaga a trazos

A pesar del apogeo de lo digital, el ser humano moderno aún conserva ciertos canales de comunicación con la madre Naturaleza

Luis Ruiz Padrón
LUIS RUIZ PADRÓN

A pesar del apogeo de lo digital, el ser humano moderno aún conserva ciertos canales de comunicación con la madre Naturaleza. Algo así como una especie de teléfono rojo que nos pone al tanto de los cambios de estación. El mundo vegetal es uno de esos canales; el verano pasado les hablábamos en esta sección de las «noches de jazmín» y ahora procede hacerlo –seguro que ya lo han notado en la calle– de los días de azahar. La aromática floración del naranjo no solamente nos informa de la llegada de la primavera sino que, aquí en el sur, nos modula el ánimo para la llegada de la Semana Santa: es imposible disociar ambos fenómenos por estos lares. Si se acercaron por la iglesia de san Lázaro las fechas previas al Martes Santo habrán podido comprobarlo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos