Acusado de agredir a dos personas que salieron en defensa de un cachorro al que lanzaban contra el suelo

Cachorro de pastor alemán /SUR.ARCHIVO
Cachorro de pastor alemán / SUR.ARCHIVO

Un amigo del arrestado supuestamente maltrataba al animal al tirarlo al aire y dejándolo caer

Alvaro Frías
ALVARO FRÍAS

Al pasear por el centro se encontraron con un hombre lanzando al aire a un perro, dejándolo caer contra el suelo. La imagen no dejó impasible a las personas que paseaban por el centro de la capital, que decidieron intervenir ante lo que estaban presenciando. Al final dos viandantes acabaron siendo agredidos y un joven alemán detenido.

Así han asegurado que tuvieron lugar estos hechos las fuentes consultadas por este periódico. Ocurrió hace unas semanas en calle Granada. Sobre las 22.50 horas entraron varias llamadas a la sala de la Policía Local de Málaga alertando de que se estaba produciendo una reyerta entre varias personas en esta zona del centro.

Cuando los agentes llegaron al lugar, se encontraron a un joven, de 18 años de edad y de nacionalidad alemana, sangrando por un oído, que, supuestamente, comenzó a insultar a los policías locales. Al mismo tiempo, varias personas, que se identificaron como testigos de lo que había pasado, se acercaron a los funcionarios del cuerpo de seguridad local.

Según las mismas fuentes, estos relataron a los agentes que había dos jóvenes tocando la flauta en la calle y pidiendo dinero a los viandantes. Al parecer, en un momento dado, uno de ellos lanzó a un perro que les acompañaba al aire y lo dejó caer contra el suelo, por lo que el animal se podría haber lesionado.

La respuesta de los viandantes no se hizo esperar y le increparon por lo que estaba haciendo. Su acompañante, el joven de 18 años que ha sido arrestado, se habría puesto agresivo en ese momento y, supuestamente, agredió a varias personas.

Una de ellas era un turista, que se acabó marchando de la zona, y la otra un hombre que se trasladó por sus propios medios al Hospital Civil. Siempre según relataron las mismas fuentes, le tuvieron que realizar varias pruebas médicas ya que estaba orinando sangre.

La trifulca habría finalizado gracias a que un trabajador de uno de los establecimientos de la zona consiguió mediar. Tras ello, los policías locales acabaron deteniendo al joven alemán por los supuestos delitos de lesiones y maltrato animal. Además, están buscando a su acompañante, que sería el propietario del perro, ya que se marchó del lugar de los hechos.

En cuanto al animal, fue trasladado al centro Zoosanitario de la capital. Según informaron desde el Ayuntamiento de Málaga, se trataba de un cruce de pastor alemán de unos cinco meses de edad.

Pese a que los agentes le trasmitieron a los trabajadores del centro que el perro podría haber sido maltratado, en un informe se recoge que los empleados no encontraron signos que evidenciaran ningún tipo de maltrato, además, apuntaron que el animal se encontraba en buen estado de salud.

Pese a ello, sí informaron de que el perro presenta una falta de falanges de tres dedos traseros derechos que impedían al animal apoyar con normalidad la pata. «La falta de falanges son antiguas y de origen desconocido», apuntaron.

Finalmente, el pasado jueves, se procedió a sacrificar al animal. Desde el Ayuntamiento explicaron que se tomó esta decisión al tener en cuenta que no estaba identificado por microchip, que presentaba problemas físicos, que no fue reclamado por nadie –incluida cualquier asociación o ciudadano– y que se entendía que no se le consideraba adecuado para pasar a adopción.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos