Detienen a un hombre acusado de drogar a su mujer para abusar de ella

La investigación apunta a que el detenido vertía un sedante, que él tomaba por prescripción médica, en la bebida de la víctima durante la cena

ÁLVARO FRÍAS MÁLAGA.

Cuando se despertaba por la mañana, era incapaz de recordar lo que había ocurrido el día anterior. Sin embargo, se encontró con evidencias que le hicieron sospechar de que algo había pasado durante la noche. Lo denunció a la Policía Nacional y ahora los agentes de este cuerpo de seguridad han detenido a su marido, acusado de abusar sexualmente de ella.

Así lo aseguraron ayer desde la Comisaría Provincial de Málaga, desde donde informaron de que el hombre, de 35 años de edad y de nacionalidad española, fue arrestado por los supuestos delitos de abusos sexuales por sumisión química y quebrantamiento de condena. Los hechos tuvieron lugar en Estepona.

La investigación de los policías nacionales arrancó tras la denuncia de la víctima. La mujer aseguró a los agentes que había sufrido dos episodios de abusos sexuales por parte de su marido, después de que éste le hubiera administrado algún tipo de sustancia que le había dejado sin sentido.

Al respecto, en su denuncia, la mujer indicó que los episodios habían tenido lugar en el hogar familiar tras haber cenado con su marido. Siempre según indicaron las mismas fuentes, expuso que, a la mañana siguiente se despertó en la cama sin poder recordar nada de lo que había pasado a partir de la hora de la comida. Pese a ello, aseguró que había hallado claras evidencias de que su esposo había abusado sexualmente de ella durante la noche.

En la bebida

Las pesquisas de los investigadores del Cuerpo Nacional de Policía les llevaron a determinar que los dos episodios tuvieron lugar a finales de septiembre y principios de noviembre, respectivamente. Desde la Comisaría Provincial expusieron que el hombre aprovechó los momentos en los que estaban cenando para verter en la bebida de la víctima la sustancia, con el único propósito de anular su voluntad y poder mantener relaciones sexuales con ella sin tener su consentimiento.

Además, los agentes determinaron que la droga empleada era un fármaco sedante. En concreto, una sustancia del grupo de las benzodiacepinas, que contenía un medicamento que el presunto autor de los hechos tomaba por prescripción médica.

Por otro lado, en el momento de ser detenido, los policías nacionales observaron que el hombre tenía una orden de alejamiento de su esposa en vigor. Esta medida fue dictada por la autoridad judicial a raíz de una denuncia interpuesta por esta mujer en el mes de mayo por los supuestos delitos de malos tratos y agresión sexual. En aquel momento fue detenido y puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Estepona.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos