Detienen a un grupo de menores que competían por ver quién robaba más motos en la Carretera de Cádiz

Detienen a un grupo de menores que competían por ver quién robaba más motos en la Carretera de Cádiz

La Policía Local arrestó a tres adolescentes e identificó a un cuarto por sustraer varios vehículos en una tarde

Juan Cano
JUAN CANOMálaga

Fueron cayendo en una misma tarde. Tan pronto habían interceptado a uno, recibían aviso de una nueva moto sustraída en la misma barriada de la capital. Había un motivo para semejante actividad delictiva: supuestamente competían para comprobar quién robaba más, según la investigación de la Policía Local, que ha detenido a tres menores y ha identificado a un cuarto que, por su edad, es inimputable.

La primera llamada al 092 la hizo, sobre las cuatro de la tarde del pasado día 21, el propio padre de uno de los arrestados. El hombre explicó a los agentes que su hijo de 15 años era «bastante problemático». De hecho, no era la primera vez que habían tenido que intervenir las autoridades; la Junta había tenido que regular la convivencia, aunque, según el padre, el adolescente seguía incumpliendo cualquier norma, por lo que iba a ingresar en un centro de menores.

La noche anterior, su hijo se presentó en el domicilio diciendo que había robado un ciclomotor, y esa tarde volvió en busca de un destornillador porque él y sus amigos iban a sustraer más motos, según el testimonio del progenitor. Aquella confesión desencadenó una discusión en la que el joven llegó a enfrentarse a sus padres, quienes llamaron a la policía por temor a lo que pudiera hacer su hijo en la calle y a la responsabilidad que pudiera recaer sobre ellos.

Antes de que los policías empezaran a buscarlo, un hombre se les acercó para informarles de que acababan de sustraerle la moto, una Piaggio de color blanco, que tenía aparcada en la zona de Carretera de Cádiz. Según le habían dicho los vecinos, los autores habían sido un grupo de jóvenes.

Los agentes siguieron buscando por las únicas pistas que tenían: la matrícula del ciclomotor y las características del menor del que alertaron los padres. No tardaron en localizar a este último. Al cachearlo, le encontraron una riñonera en la que llevaba oculto un destornillador. El adolescente fue detenido tras admitir sin ambages que se lo había pedido un amigo para «forzar» una moto que, para más señas, era de color blanco, según las fuentes consultadas.

Maniobra evasiva

Los policías locales supieron que la pandilla estaba dando vueltas por el barrio repartida en dos motos distintas, ambas robadas, por lo que avisaron al resto de unidades por si se cruzaban con los menores. Otra patrulla que se hallaba en las inmediaciones observó a dos jóvenes que circulaban hacia ellos en un ciclomotor Piaggio de color rojo y que, al percatarse de la presencia policial, realizaron una maniobra evasiva.

Los funcionarios lograron interceptarlos. El conductor era un menor de 13 años y, por tanto, inimputable, mientras que su acompañante, de 17, quedó detenido, puesto que la moto no llevaba las llaves y tenía hecho un puente. La dueña, una vecina de la zona, ni siquiera se había dado cuenta aún de que se la habían robado.

Pero ahí no quedó todo. Cuando esos mismos agentes se dirigían a la jefatura de Carretera de Cádiz, se cruzaron con una motocicleta ocupada por otros dos jóvenes que circulaba a contravía. Al verlos, se dieron a la fuga, aunque abandonaron el vehículo en las inmediaciones. Los policías interceptaron en la zona al acompañante, de 15 años, mientras que el conductor logró huir a pie. La moto, de la marca SYM, tenía hecho un puente.

Al localizar a los cuatro jóvenes, los agentes descubrieron que eran amigos y que, según los comentarios que hicieron, presuntamente competían entre ellos por ver quien robaba más motos. De hecho, en esta ocasión, se habrían retado para sustraerlas con el fin de desplazarse a una fiesta en Torremolinos, siempre según las fuentes consultadas por este periódico. Uno de ellos manifestó que, tras utilizar dichos vehículos, solían abandonarlos en un descampado junto a la estación ‘Victoria Kent’.

Fotos

Vídeos