Detenido tras insultar a las dependientas de un local en el Paseo de los Tilos, bajarse los pantalones y enseñarles sus partes

El Paseo de los Tilos/SUR
El Paseo de los Tilos / SUR

Los policías le pillaron cuando amenazaba de muerte al responsable de otro establecimiento y golpeó al amigo que le pedía que se calmara

JUAN CANO y ALVARO FRÍASMálaga

Recorrió el malagueño Paseo de los Tilos provocando el caos a su paso. Un hurto, amenazas e insultos a las dependientas de un establecimiento de la zona ante las que acabó bajándose los pantalones y mostrándoles sus partes íntimas. Así aseguran las fuentes consultadas por este periódico que transcurrió esa tarde en la citada calle de la capital, hasta que la Policía Local intervino y detuvo al joven, de 27 años y nacionalidad rumana. Los hechos ocurrieron hace unas semanas sobre las 20.30 horas de la tarde. El recorrido que hizo el individuo comenzó en un bazar de esta calle, donde, supuestamente, hurtó una sombrilla que costaba unos siete euros.

Tras ello, se dirigió al negocio situado al otro lado del Paseo de los Tilos. Fue una llamada al la sala del 092 de la Policía Local la que relató lo que había ocurrido en el establecimiento. La persona que alertó de lo que estaba pasando aseguraba que el joven había accedido al local e insultó a las dependientas. Al parecer, el individuo les dijo que él entraba al establecimiento cuando le daba la gana. Fue tras ello cuando, supuestamente, se bajó los pantalones y mostró sus partes íntimas a las trabajadoras del local, según aseveran las mismas fuentes, quienes apuntan que después se marchó.

En la llamada a la sala del 092 se ofreció una descripción tanto física como de la forma en la que iba vestida el joven. Con estos datos los agentes de la Policía Local establecieron un dispositivo en la zona para localizar al sospechoso.

Una patrulla del cuerpo de seguridad que se había movilizado encontró al hombre a pocos metros del segundo establecimiento, en el Paseo de los Tilos. Estaba junto a un amigo suyo, de la misma nacionalidad y de 43 años de edad, mientras, presuntamente, amenazaba de muerte al responsable de un supermercado de la zona.

Ante la actitud agresiva del joven que acabó arrestado, su amigo intentó calmarle. Siempre según señalan las fuentes consultadas por este periódico, el sospechoso arremetió contra éste y le propinó un puñetazo en la nariz, comenzando a sangrar abundantemente la víctima. Las mismas fuentes explican que los policías locales fueron testigos de estos últimos hechos, por lo que se apresuraron para detener al sospechoso. De hecho, hasta habrían llegado a escuchar las amenazas que le profirió al responsable del comercio.

Los agentes policiales actuaron rápidamente, se acercaron al joven y le arrestaron. Sin embargo, tuvieron que reducirle ya que, presuntamente, ofreció una fuerte resistencia durante su arresto.

Mientras el hombre agredido fue trasladado en una ambulancia hasta el hospital Carlos Haya de la capital para ser atendido del golpe en la nariz, los policías locales comprobaron que el sospechoso era el joven que había insultado a las dependientas y que había cometido el hurto en el bazar.

Así, el sospechoso quedó finalmente detenido por estos hechos. Las mismas fuentes apuntan que el joven habría amenazado e insultado a los policías locales que intervinieron en el suceso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos