Detenido tras ingresar a su hijastro de seis años en el Materno con quemaduras

El sospechoso llevó al niño a urgencias el pasado fin de semana/SUR
El sospechoso llevó al niño a urgencias el pasado fin de semana / SUR

El hospital activó el protocolo ante casos sospechosos de maltrato al detectar que las heridas habrían sido causadas con agua hirviendo

Juan Cano
JUAN CANOMálaga

La Policía Nacional investiga un caso de posibles malos tratos a un menor de seis años que permanece ingresado en el Hospital Materno Infantil con diversas quemaduras. Los agentes han arrestado al padrastro por su presunta implicación en los hechos, según han confirmado a SUR las distintas fuentes consultadas.

Los hechos sucedieron el pasado fin de semana en Fuengirola, localidad donde reside la familia. Al parecer, el hombre acudió con su hijastro a un centro sanitario del municipio para que lo atendieran de las heridas que presentaba. Los médicos lo derivaron al Materno dada la gravedad de las quemaduras.

El padrastro se presentó en urgencias del hospital con el niño. Al ver las lesiones que tenía, los pediatras activaron el protocolo establecido para los casos sospechosos de malos tratos infantiles, por lo que se alertó tanto al juzgado de guardia como a la Policía Nacional. La Unidad de Familia y Atención a la Mujer (UFAM) de la Comisaría Provincial se hizo cargo de la investigación para tratar de esclarecer los hechos.

Tras indagar en las circunstancias del caso, los agentes arrestaron al compañero sentimental de la madre del menor por su presunta implicación en un delito de malos tratos. Según las pesquisas, las quemaduras habrían sido provocadas por agua a una elevada temperatura.

Su arresto no pasó inadvertido en el municipio fuengiroleño y llegó a circular incluso por las redes sociales, donde algunos usuarios daban cuenta de lo sucedido y de la detención del individuo. El sospechoso, español y de unos 30 años, convive desde hace tiempo con la madre del menor herido, con la que tiene otros dos hijos.

Antecedente policial

Fuentes cercanas al caso aseguraron que no era la primera vez que la policía ponía el foco sobre la pareja por lesiones sufridas por este mismo niño. De hecho, en 2015, la comisaría de Fuengirola investigó tanto al padrastro como a la madre al detectar que el crío presentaba quemaduras, las cuales, a simple vista, parecían haber sido causadas con un cigarrillo. Fue el colegio del menor el que dio la voz de alarma al observar las heridas que tenía. Los agentes comprobaron además que la vivienda donde residía no presentaba las condiciones adecuadas de salubridad e higiene.

Aunque el pequeño quedó temporalmente a cargo de unos abuelos, la pareja volvió a hacerse cargo de él al no poder determinarse, desde el punto de vista médico-forense, que el origen de esas lesiones fuese quemaduras causadas por cigarrillos.

Fotos

Vídeos