Detenido en Málaga por acosar y mandar mensajes comprometidos al jefe de su exmujer para que la despidieran

El arrestado mandó mensajes comprometidos para forzar el despido de su expareja. /R.L. Pérez
El arrestado mandó mensajes comprometidos para forzar el despido de su expareja. / R.L. Pérez

Otra mujer, arrestada por hostigar con mensajes a un hombre con el que mantuvo una relación extramatrimonial y con el que había vuelto a contactar para pedirle dinero

EFEMálaga

Un hombre y una mujer han sido detenidos por la Policía Nacional en Málaga por los delitos de acoso u hostigamiento a sus exparejas, a las que enviaron insistentemente mensajes y llamadas a través del móvil, además de presentarse en sus lugares de trabajo.

En el primero de los casos, la denunciante y el denunciado habían sido matrimonio durante 20 años y, tras la ruptura, el hombre había adoptado una "actitud obsesiva", intentando recuperar a la víctima a través de mensajes y llamadas, además de buscar cercanía física con ella, según ha informado hoy la Policía en un comunicado.

El hombre se llegó a presentar en el puesto de trabajo de la denunciante y la injurió delante de sus jefes, a los que además envió mensajes comprometidos en nombre de ella, con la intención de que la despidieran.

Al saber que ella lo había bloqueado en su móvil tanto en las llamadas como en la aplicación de mensajería instantánea, dio de baja el teléfono de la víctima y después aprovechó que se había quedado con una tarjeta asociada al número de su exmujer para enviarle dos mensajes al jefe para forzar su despido, lo que no logró.

Posteriormente, buscó a la víctima, a la que supuestamente insultó y amenazó de muerte, tras lo que fue localizado y detenido como presunto responsable de un delito de acoso u hostigamiento, y la autoridad judicial dictó una orden de protección a favor de la víctima.

Una relación extramatrimonial

En el segundo caso, un hombre interpuso una denuncia contra una mujer con la que años atrás mantuvo una relación extramatrimonial, que había vuelto a contactar con él con la excusa de pedirle ayuda económica.

Desde ese contacto, la mujer comenzó a acosar a la víctima a través de multitud de mensajes de Whatsapp y llamadas de teléfono, y se personó en numerosas ocasiones en su lugar de trabajo.

Para evitar que la situación continuara, el perjudicado bloqueó a su expareja en su teléfono móvil e incluso cambió de número de usuario, según la Policía, que detuvo a la mujer como presunta responsable de un delito de acoso u hostigamiento.

Este delito fue introducido en el Código Penal en junio de 2015 para dar cobertura a conductas insistentes, incluso persecutorias, que se suelen dar entre exparejas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos