Detenido un 'ciberdepredador' sexual dedicado a la captación de menores

Un agente de la Guardia Civil, durante la intervención. /
Un agente de la Guardia Civil, durante la intervención.

Los investigadores consideran que el hombre tenía intención de acudir a Málaga para mantener relaciones con un niño de 12 años

SUR MÁLAGA.

Un hombre de 40 años e informático de profesión ha sido detenido por la Guardia Civil en Madrid por un presunto delito de corrupción de menores al actuar como 'ciberdepredador' sexual dedicado a la captación de jóvenes. En el registro de su domicilio se han intervenido multitud de dispositivos digitales, ordenadores, discos duros y cámaras de fotografía, que están en proceso de análisis por parte de los investigadores, siempre según ha informado la Benemérita.

La investigación se inició el pasado agosto, a raíz de la denuncia de la madre de un menor de 12 años que manifestó que su hijo había mantenido una relación virtual con un individuo desconocido a través de una popular red social basada en conversaciones de naturaleza sexual explícita.

Los agentes constataron que el detenido, aprovechando su anonimato y la inmadurez mental de la víctima motivada por su corta edad, habría engañado al menor para que le facilitara fotografías de carácter pornográfico. Asimismo, los agentes averiguaron que esta persona tenía la intención de desplazarse hasta Málaga para mantener relaciones sexuales con el menor.

La Guardia Civil realizó numerosas pesquisas para encontrar a este individuo, lo que llevó a los agentes a la localización de tres personas distintas, ubicadas en lugares diferentes de la geografía española, sin nexo de unión ni entre ellos ni entre los hechos que se investigaban.

Conocimientos informáticos

Los investigadores comenzaron a sospechar que el auténtico responsable poseía elevados conocimientos informáticos que le permitirían encubrir su actividad delictiva y desviar el foco de atención a terceras personas para evitar ser descubierto.

Los agentes identificaron y localizaron a este individuo, de 40 años, informático de profesión y con residencia en Madrid, al que apuntaban todos los indicios como autor de los hechos, por lo que se desplazaron hasta la capital para proceder a su detención.

Los primeros datos encontrados en los dispositivos apuntan de forma ineludible a que se trata del responsable de haber intercambiado imágenes pedófilas con el menor denunciante.

Además, en el material incautado ha aparecido una gran cantidad de archivos de carácter pedófilo con otros menores cuyas edades oscilan entre los 11 y los 17 años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos