La CEM: 40 años de empresa común

Foto de familia con los dirigentes actuales e históricos de la CEM y representantes de instituciones malagueñas./Migue Fernández
Foto de familia con los dirigentes actuales e históricos de la CEM y representantes de instituciones malagueñas. / Migue Fernández

La patronal homenajea a sindicatos, instituciones y exdirectivos en su cuadragésimo aniversario

Nuria Triguero
NURIA TRIGUERO

La patronal malagueña ha sido fiel a su espíritu en la celebración de su cuadragésimo aniversario. Y es que si algo la ha caracterizado en estas cuatro décadas es su voluntad y habilidad para coger de la mano a otras instituciones y caminar juntas hacia objetivos comunes. Siempre dialogante, nunca dogmática, la CEM ha hecho del progreso económico de Málaga una empresa común que le une, sin renunciar a puntuales discrepancias, con otros agentes sociales e instituciones. Ayer, en un salón del Gran Hotel Miramar que se quedó pequeño para albergar a los casi 500 empresarios y miembros de la sociedad civil malagueña que acudieron a celebrar su 40 cumpleaños, la organización rindió homenaje a esas entidades con las que ha dialogado, colaborado y también batallado en ocasiones.

Así, la CEM entregó reconocimientos a los sindicatos CC OO y UGT, en las personas de Fernando Muñoz Cubillo, secretario general de CC OO Málaga, y Antonio Vázquez, miembro de la comisión gestora de UGT Málaga; a la Junta de Andalucía, a través de José Luis Ruiz Espejo, su delegado en Málaga; al Ayuntamiento de Málaga, en la persona de su alcalde, Francisco de la Torre; a la Universidad de Málaga, a través de su rector José Ángel Narváez; a la Cámara de Comercio de Málaga, representada por su presidente Jerónimo Pérez Casero; y a la Diputación de Málaga, en la persona de Ana Carmen Mata Rico, su vicepresidenta segunda.

CCOO, UGT, la Junta, el Ayuntamiento, la Cámara de Comercio, la Diputación y la Universidad, distinguidas por la Confederación en una multitudinaria celebración

Asimismo, la patronal quiso recordar la labor esencial de las personas que han liderado la organización desde su fundación, el 9 de septiembre de 1977, hasta el día de hoy: los expresidentes Manuel Martín Almendro, Alfonso Sánchez Pinilla, Juan Jiménez de Aguilar, José María Flores Ramos y Vicente García Martín; y los exsecretarios generales Antonio Carrillo y Javier Ciézar. Precisamente Carrillo, que también ha sido secretario general de la CEA, fue el encargado de hacer un repaso por la historia de la CEM, que nació «de la ilusión de un grupo de empresarios» liderados por el citado Martín Almendro y entre los cuales estaban también Enrique Álvarez, Francisco Vera o Rafael de Burgos. La organización nació, al igual que los sindicatos, al amparo de la Ley de Libertad Sindical.

«Apostamos por un cambio en la percepción social del empresario, como creador de riqueza y empleo» Natalia Sánchez, Vicepresidenta CEM

«La CEM nació en 1977 por la ilusión de un grupo de empresarios liderados por Martín Almendro» Antonio Carrillo, Exsecretario gral. CEM

«Las circunstancias ponen piedras en el camino; podemos elegir entre construir muros o puentes» Antonio Vázquez, Miembro gestora UGT

El espíritu de la Transición impregnó los principios fundacionales de la Confederación de Empresarios de Málaga, que según destacó ayer su actual presidente, Javier González de Lara, siguen «intactos»: «la libertad de empresa, la independencia política y la unidad». Conforme avanzaron los años, la organización fue ganando en penetración territorial y sectorial, hasta integrar actualmente a 102 organizaciones empresariales que representan a más de 45.000 pymes y autónomos de la provincia.

«Empresarios y empleados lo hemos pasado muy mal; ahora hay que retomar con fuerza el diálogo social» Fernando Muñoz, Secretario gral. CC OO Málaga

«La CEM contribuye de forma decisiva a la estabilidad social a través de la concertación» José Luis Ruiz Espejo, Delegado gobierno andaluz

«Tener buenos empresarios es clave para ser un territorio que esté a la vanguardia» Francisco de la Torre, Alcalde de Málaga

Y no ha sido fácil. González de Lara recordó que se han vivido en estas décadas circunstancias «de todo tipo, sociales y económicas que hubieran fracturado la organización, pero se ha mantenido una misma singladura». La clave, en su opinión, ha sido la lealtad. «Somos empresarios, tenemos a veces intereses contrapuestos, somos competidores porque el mercado nos obliga pero hemos mantenido un compromiso de lealtad inexorable», manifestó ayer.

«La Universidad necesita a las empresas para hacer mejor su trabajo; hay mucho que aprender» José Ángel Narváez, Rector UMA

«La CEM lleva cuatro décadas dinamizando el tejido social y económico de la provincia» Jerónimo Pérez, Pte. Cámara Comercio

«Habéis ayudado a introducir la responsabilidad social en la agenda de las empresas» Ana Carmen Mata, Vicepta. Diputación

El aniversario de la CEM congregó a numerosas personalidades de la política, las instituciones públicas y la sociedad civil. Entre ellos, el presidente del PP andaluz, Juanma Moreno Bonilla, que animó al empresariado malagueño «a seguir avanzando y creando empleo con el objetivo de que Andalucía esté en la media de las comunidades autónomas más prósperas». También la exalcaldesa Celia Villalobos acompañó a la patronal en su cumpleaños. En representación de la CEOE acudió Antonio Garamendi, presidente de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme), con quien la CEM guarda gran sintonía. «Es un hombre de futuro», dijo de él González de Lara, quizá en referencia a futuras elecciones en la patronal.

«Ambas instituciones compartimos el objetivo del desarrollo económico y social de Málaga» Sergio Corral, Dtor. Fundación Unicaja

«Ya en el año 77 nuestros predecesores marcaron nuestros valores: libertad, igualdad y fraternidad» Antonio Garamendi, Pte. Cepyme

«Nunca hemos tenido ataduras políticas ni hemos servido a intereses ocultos» Javier Glez. de Lara, Presidente CEM y CEA

Javier González de Lara.
Javier González de Lara. / Migue Fernández
Javier González de Lara: «La principal infraestructura de un territorio es la paz social»

Un empresariado que no se esconde en sus despachos, sino que es «consciente de su papel de liderazgo social y de ser corresponsable de la sociedad en la que vive; no puede estar al margen sino dentro». Ésta es la clase empresarial que defendió ayer Javier González de Lara ante sus asociados y los representantes de la sociedad civil malagueña. El presidente de la CEM insistió, como ha hecho en otras ocasiones, en la importancia de su trabajo en pro del diálogo social, compartida con los sindicatos. «La principal infraestructura de un territorio es la paz social», aseguró.

Asimismo, González de Lara se mostró satisfecho de haber contribuido a «dignificar la figura del empresario» y orgulloso de «no haber tenido nunca ataduras políticas ni intereses ocultos». «Siempre hemos luchado por lo que hemos creído mejor para Málaga», aseveró.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos