La desidia del Ayuntamiento de Málaga amenaza con dejar sin deporte a tres mil escolares

Algunos padres observan el entrenamiento en el Lex Flavia en la tarde de ayer. / Ñito Salas

El Lex Flavia ha obligado a los equipos de Salesianos a reducir las horas de entrenamiento, una medida que podría ser seguida por otros colegios

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

Un equipo junior ha sido el primer afectado. Ayer los chicos y chicas de esta categoría se quedaron sin entrenamiento. Hoy ocurrirá lo mismo: los equipos junior de la Asociación Deportiva Salesiana, Adesa, se quedarán de momento sin poder entrenar. Comenzaban, en las instalaciones del Lex Flavia, a las 20.45 horas y terminaban a las 22 horas. Pero la dirección del centro comunicó al club que tienen que terminar los entrenamientos a las ocho de la tarde, dos horas antes de lo previsto. Ayer cadetes y hoy infantiles femeninos tendrán también 45 minutos menos de entrenamiento. El Lex Flavia se enfrenta a nuevas denuncias por ruidos, y la dirección del centro ha dado dos semanas de plazo para que se tomen las medidas correctoras acordadas en julio. En caso contrario, se suspendarán las actividades deportivas en horario extraescolar.

La solución al problema de los ruidos en los colegios durante los entrenamientos de los clubes deportivos, que parecía encaminada a principios de verano, ha dado un giro inesperado con el comienzo del curso y la vuelta de las actividades deportivas. ¿El motivo? La falta de diligencia municipal para cumplir su compromiso de tomar medidas correctoras, que es la insonorización de estas pistas deportivos.

Clubes y federación de baloncesto piden al consistorio que realice las obras prometidas

La situación es muy delicada para los clubes que entrenan en los colegios afectados por las denuncias vecinales (el Lex Flavia, Puerta Oscura y Revello de Toro). En total son más de tres mil jóvenes los que utilizan las instalaciones deportivas de los colegios para sus entrenamientos. La falta de equipamientos, sobre todo en el centro, implica que las pistas de los colegios sean de los pocos espacios para el entrenamiento.

Tanto, que anoche se reunieron los responsables de los clubes que utilizan las instalaciones de estos colegios y de otros centros escolares, hasta un total de siete, y de la federación de baloncesto. Exigen al Ayuntamiento que «cumpla su compromiso» en relación a las medidas correctoras que se mostró dispuesto a financiar y que hasta la fecha no se han ejecutado.

El Lex Flavia, donde entrena Salesianos, ha dado dos semanas para suspender toda actividad

Los equipos de deporte base hacen referencia al acuerdo que alcanzaron en julio con la Delegación de Educación y el Ayuntamiento de la capital. Educación mostró su disposición para modificar el decreto andaluz sobre horarios de actividades deportivas extraescolares en los centros educativos, que se había fijado hasta las 20 horas y los equipos querían ampliar hasta las 22 horas. Y el Ayuntamiento se comprometió a realizar las reformas necesarias para insonorizar la pista deportiva del colegio Lex Flavia, situado en la zona de El Ejido y donde entrenan 11 de los 15 equipos de Adesa. La instalación de paneles acústicos tiene un coste de 92.000 euros. Pero hasta el día de ayer el Ayuntamiento continuaba sin aclarar cuándo podría empezar esta intervención, para la cual, según indicaron el viernes, estaban buscando la partida presupuestaria oportuna. Es más, tampoco ha firmado el convenio que acordaron las tres partes, Ayuntamiento, Educación y clubes.

Multa a los colegios

El temor de Adesa se extiende a otros centros. En el Revello de Toro se está pendiente de nuevas mediciones para comprobar si las medidas correctoras que se han adoptado han logrado reducir el nivel de ruido a límites permitidos. Estos dos colegios (Lex Flavia y Revello de Toro) han sido sancionados con 12.000 euros de multa por superar los niveles de ruido. También hay un expediente sancionador contra el Puerta Oscura, que sigue su tramitación administrativa.

Educación se enfrenta así a multas económicas por actividades que no son escolares ni se realizan en horario lectivo. Y los directores, a amenazas de los vecinos de nuevas denuncias por la vía penal.

Fotos

Vídeos