Descubren una nueva especie de loro que anida en el Parque de Málaga

Ejemplar de loro choclero fotografiado en el Parque de Málaga./Antonio Román
Ejemplar de loro choclero fotografiado en el Parque de Málaga. / Antonio Román

Investigadores de la UMA han localizadopor primera vez al loro choclero criando en libertad fuera de su área nativa, en Sudamérica

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

Así pudo empezar hace años la colonización de las cotorras argentinas, que ahora están omnipresentes en la ciudad. El loro choclero  (Pionus Maximilianii) ha sido visto recientemente en libertad y, lo que es más importante, en pareja y con una cría. El autor del hallazgo ha sido Antonio Román, profesor del departamento de Biología Animal de la Universidad de Málaga (UMA). Se trata de una especie sudamericana, y el descubrimiento es trascendente, según explica el científico, pues es la primera vez que se tiene constancia de que puede criar fuera de su ámbito nativo, que se distribuye por Paraguay, Bolivia, Perú y Brasil. De allí, al Parque de Málaga, que es donde se ha localizado este caso.

«Pudimos observar a adultos dando de comer a un pollo en un recorrido con un grupo de alumnos», comenta Román, y relata que, al igual que las cotorras (en su día), ha llegado legalmente. De hecho, a día de hoy todavía se puede comprar en las pajarerías. «Málaga es uno de los lugares climatológicamente más adecuados para que aves que se escapan puedan encontrar las condiciones para sobrevivir y reproducirse».

Principales especies

1. Cotorra argentina
Más de 4.000 ejemplares
2. Cotorra de Kramer
130-140 ejemplares
3. Loro senegalés
Al menos cinco
4. Loro choclero
Al menos cuatro
5. Otras 11 especies
Sin reproducirse, de momento

Con esta, ya son cuatro las especies de loro que están criando en la capital malagueña. La más abundante es la cotorra argentina, con diferencia, de la que ya hay más de cuatro mil ejemplares, y sigue creciendo. La segunda es la cotorra de Kramer, mucho más escasa (unos 130-140 individuos). Ambas son consideradas plagas, están recogidas en el decreto de especies invasoras y su comercialización está prohibida. El tercero que se ha observado es el loro senegalés (muy llamativo, con el vientre de un color amarillo intenso). Es más difícil de ver, pues se suele quedar entre la vegetación. También nidifica en el Parque y hasta ahora no se han visto más de cinco especímenes, por lo que al menos existe una colonia de este tamaño. Ahora, se suma el loro choclero, con cuatro ejemplares y que ya está empezando a reproducirse. Son poblaciones pequeñas, reconoce el profesor, pero de unas aves que encuentran alimento con facilidad y se reproducen, por lo que seguirán creciendo si no se llevan a cabo actuaciones de control.

¿Qué hacer con ellas?

Además de los anteriores, se ha visto volar libres en la ciudad a individuos aislados de hasta 11 especies diferentes de loro, y al menos un híbrido entre la cotorra de Kramer y la de Alejandría. De la mayoría no se ha confirmado que se estén reproduciendo, al menos por el momento. Y es que Málaga es un lugar idóneo, donde las mascotas exóticas encuentran comida y refugio. Entre las razones que explican esta situación está la gran cantidad de ficus que pueblan las calles, y que son «una fuente casi inagotable de alimento»; así como de eritrinas (de cuyas flores se nutren estas aves). Pero también comen arroz y lentejas, que algunos vecinos les están dando; así como basura urbana, por la que compiten con otras especies, como las palomas.

Sobre la forma de afrontar esta situación, el profesor de la UMA recuerda que están en un medio urbano, por lo que las posibles molestias, por la afección a la vegetación o por el ruido, se compensan por los elementos positivos, como el valor estético y el atractivo para el turismo. Ello, siempre que no salgan de la ciudad hacia un entorno rural y agrícola. Por lo tanto, según su criterio, por el momento lo más importante es hacer un seguimiento de las poblaciones, para ver su evolución: si siguen criando, si los pollos sobreviven y cómo pasan el invierno, entre otros aspectos.

Hasta 15 especies de loro se han visto en las calles de Málaga

Los loros ya forman parte de la fauna de la capital. Hasta el momento, Antonio Román, profesor del departamento de Biología Animal de la UMA, ha podido observar 15 especies diferentes de estas aves en Málaga. Estas son:cotorra argentina, cotorra de Kramer, cotorra de Alejandría, loro barranquero, inseparable cabecinegro, inseparable de Namibia, inseparable de Fischer, loro yaco, loro senegalés, aratinga ojiblanca, aratinga Ñanday, periquito común, loro choclero, amazona frentiazul y cacatúa ninfa. De ellas, cuatro ya se reproducen (cotorra argentina, cotorra de Kramer, loro choclero y loro senegalés). Aunque en principio todas las especies que se comercializan son susceptibles de escaparse, son muy pocas las que logran sobrevivir y reproducirse.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos