Denuncian a Málaga Ahora por presuntas "irregularidades jurídicas y financieras"

Denuncian a Málaga Ahora por presuntas "irregularidades jurídicas y financieras"

Medio centenar de personas que participaron en la formación piden a la Fiscalía que investigue posibles delitos tales como corrupción entre particulares y malversación de caudales públicos mediante una trama organizada

EUROPA PRESSMÁLAGA

Medio centenar de personas que participaron en la formación municipalista Málaga Ahora han pedido que la Fiscalía investigue posibles infracciones penales constitutivas de delitos tales como financiación ilegal de partidos políticos, corrupción entre particulares y malversación de caudales públicos mediante una trama organizada.

Asimismo, según han informado este viernes, solicitan a su vez que el ministerio fiscal informe a los interventores del Ayuntamiento de la capital y la Diputación -donde la formación está presente-, así como al Tribunal de Cuentas, "por si pudieran existir irregularidades contables en la gestión de los casi 400.000 euros recibidos hasta la fecha por Málaga Ahora de las administraciones públicas".

En rueda de prensa, han recordado que Málaga Ahora se presentó a las elecciones municipales de 2015, en las que obtuvo 30.000 votos y consiguió cuatro concejales, "como una candidatura de confluencia cuyo principal activo político provenía del respaldo electoral de Podemos Málaga".

"La confluencia entró en crisis en septiembre de 2016 cuando un pequeño grupo de personas, encabezado por Ysabel Torralbo, portavoz del grupo municipal; Oliver Roales, asesor del grupo y número cinco de la lista electoral; y Rosa Galindo, diputada provincial y dirigente del Partido Humanista, suspendió la democracia interna y prohibió el voto a todos los miembros de Podemos y otras organizaciones políticas", han señalado.

En este punto, han lamentado que este "golpe interno" se produce previo a una Asamblea General en la que se iban a tomar medidas "para democratizar la gestión jurídica y financiera de la organización", aunque dicha decisión "se saldó con la salida del grupo municipal de Juan José Espinosa, quien pasó a ser concejal no adscrito, junto con más de un centenar de activistas que abandonaron dicha formación".

Además, han continuado, con el objetivo "de desviar la atención de la crisis interna fruto del golpe antidemocrático e interferir" en las primarias de Podemos Málaga, Málaga Ahora "decidió emprender una campaña de difamación contra Juan José Espinosa, quien optaba a la Secretaria General de la formación morada", y en diciembre de 2016, el Consejo Ciudadano de Podemos Málaga acordó por unanimidad su total desvinculación de Málaga Ahora "fruto de sus prácticas antidemocráticas y respaldar al concejal Espinosa como su único representante en el Ayuntamiento".

Se sienten "engañados"

Por todo ello, medio centenar de activistas que participaban en Málaga Ahora han interpuesto una denuncia ante Fiscalía "para que se investiguen las numerosas irregularidades de dicha formación y de las que hemos tenido conocimiento".

Entre las posibles irregularidades, han precisado, se encuentra el "incumplimiento", por parte de la formación, "de la legislación en materia de partidos políticos", ya que, han incidido, "carece de tesorero y de web pública, no tiene censo ni defensor del afiliado, ni procedimientos de reclamación de los afiliados contra las decisiones del partido, no convoca asambleas ni elige sus cargos democráticamente, no tiene una cuenta específica para recibir los 6.000 euros mensuales de donaciones, entre otros".

A su vez, han criticado que "se ha creado un entramado organizativo paralelo, que gira en torno a la Asociación por un Municipalismo Democrático, creada en febrero de 2016 y plagada de irregularidades, para la gestión de los más de 9.600 euros que les aporta mensualmente los grupos de Málaga Ahora en el Ayuntamiento y la Diputación".

"Hemos decidido dar este paso al considerar que, tanto quienes participamos como los miles de votantes, hemos sido engañados por Málaga Ahora", han afirmado, al tiempo que han añadido que "quienes se presentaron ante la ciudadanía como un espacio amplio de nueva política, participación y transparencia se han revelado al poco tiempo como un pequeño grupo, encabezado por miembros del Partido Humanista, movido por intereses personales y alejados de las necesidades de la ciudadanía".

Por último, han afirmado que "tenemos la obligación ética de dar a conocer las malas prácticas que se esconden detrás de esa formación política con el objeto de que no se cometan los mismos errores de cara al futuro".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos