UGT denuncia "la situación caótica" de las consultas de traumatología del CARE de Carlos Haya

UGT denuncia "la situación caótica" de las consultas de traumatología del CARE de Carlos Haya

El sindicato UGT exige más personal y que haya actividad asistencial por las tardes para agilizar las demoras

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

La situación de las consultas del CARE de Carlos Haya, situado en el Muelle de Heredia, tiene mucho que mejorar. UGT ha denunciado este jueves que en esas consultas hay "un caos" motivado por la falta de personal, la desprogramación de la asistencia muchas tardes, el cierre de las agendas de los especialistas y las agresiones que sufren los profesionales. UGT ha exigido a los responsables del Hospital Regional Carlos Haya que resuelvan cuanto antes el problema, ya que, pese a que se les ha comunicado las carencias, no han solucionado la cuestión.

UGT critica que el cierre de las agendas de los médicos hace que los pacientes se tengan que ir sin que se les fije el día y la hora en que serán vistos, lo que provoca quejas y favorece las agresiones contra el personal del CARE. El sindicato ha puesto el ejemplo de una enfermera que ha tenido que ausentarse de su trabajo durante varios días por un brote de la enfermedad que padece debido a que sufrió una agresión que no llegó a ser física gracias a la intervención de un compañero. "Pero esto no es nuevo, las agresiones verbales se han hecho habituales. Este mismo año una auxiliar de las consultas de trauma fue agredida verbalmente y cuando actuó la responsable de la enfermería esta si fue agredida físicamente, aunque ella controló la situación sin que llegara a mayores", ha asegurado UGT.

El sindicato ha añadido que el personal reclama una solución seria a la dirección del hospital, porque la situación que se vive casi a diario se hace insoportable laboralmente. "La carga de trabajo es tal que a los profesionales no les da tiempo ni de ir a desayunar para no dejar a la compañera sola, porque le sería imposible atender al número de pacientes que allí se agolpan, recelosos de que alguien pueda colarse". En las consultas de traumatología del CARE se hacen de media 56 curas y 22 infiltraciones en la sala de técnicas.

UGT ha precisado que la aglomeración de personas conduce a que entre ellas se cree desconfianza, puesto que piensan que otros pacientes que van a por cita se les van a colar. Asimismo, se forman peleas dialécticas entre usuarios que obligan a intervenir a los vigilantes. El sindicato UGT ha exigido medidas urgentes como que en ningún momento se queden las consultas de traumatología con menos de tres auxiliares, se ponga un gestor de citas para reducir la presión a los profesionales y los pacientes comprueben que se mantiene un turno respetado.

Igualmente, ha reclamado UGT abrir consultas de traumatología por la tarde con su respectivo personal suficiente, con lo que se solucionaría en gran medida los problemas, aglomeraciones, el nivel de ruido y las tensiones entre todos los ocupantes del reducido espacio de la sala de espera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos