Una decisión que mantiene al partido entre la expectación y la incertidumbre

De la Torre y Bendodo, juntos en un acto en el Centro de Málaga. /Fran Acevedo
De la Torre y Bendodo, juntos en un acto en el Centro de Málaga. / Fran Acevedo

El equilibrio entre el deseo de renovación y los riesgos de poder perder la capital y el papel de la dirección nacional, claves en los pasos a dar

ANTONIO M. ROMERO

Expectación e incertidumbre son dos sentimientos que estos días se entremezclan en las filas del PP de Málaga a la espera de que se despeje la incógnita sobre quién será el candidato a la Alcaldía de la capital; la decisión más trascendental toda vez que en el resto de grandes ciudades de la provincia gobernadas por los populares se da por hecho que continuarán como cabezas de lista los actuales alcaldes y en aquellas donde no ostentan la vara de mando se les dará una oportunidad a aquellos que perdieron la Alcaldía en 2015.

En estos días, cuando se pregunta a los dirigentes populares sobre quién va a ser el candidato la respuesta mayoritaria es que no saben qué va a ocurrir, aunque en las últimas semanas ha ido creciendo el número de quienes asumen de que, a día de hoy, De la Torre tiene más opciones de ser cabeza de lista que Bendodo. Incluso algunas fuentes consultadas se atreven a dar un porcentaje: un 70% de posibilidades para el alcalde y un 30% para el aspirante.

Noticia relacionada

Las fuentes consultadas también dan algunas claves que están encima de la mesa a la hora de marcar los pasos a dar en la elección. Así apuntan a que se están valorando los pros y los contras y el equilibrio entre los deseos de la cúpula del partido de acometer una renovación en la candidatura con los riesgos que puede conllevar presentar un candidato nuevo sin haber estado un tiempo previo en la Alcaldía y que podría llevar a perder el que a día de hoy es el principal Ayuntamiento en manos populares. A ello se une el papel que jugará en la toma de una decisión la dirección nacional del partido y la autonómica, que encabeza el malagueño Juanma Moreno.

Y todo este debate en un contexto político donde Ciudadanos viene apretando fuerte, a tenor de lo que marcan las encuestas, tras su victoria en las últimas elecciones autonómicas catalanas y su efecto dominó en el resto del país. El partido naranja puede volver a ser clave en la gobernabilidad de ayuntamientos tras las elecciones municipales de 2019 y para ello harán falta políticos con capacidad de diálogo y de llegar a acuerdos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos