Decenas de miles de policías y guardias civiles se echan a la calle para exigir la equiparación salarial

Representantes de todos los partidos (entre ellos el alcalde y los miembros de la Corporación Juan Cassá y Daniel Pérez) arroparon a los agentes en su reivindicación. /  MIGUE FERNÁNDEZ
Representantes de todos los partidos (entre ellos el alcalde y los miembros de la Corporación Juan Cassá y Daniel Pérez) arroparon a los agentes en su reivindicación. / MIGUE FERNÁNDEZ

La protesta fue convocada por Jusapol, una plataforma que considera insuficiente el preacuerdo alcanzado entre los sindicatos y el Gobierno para reducir la brecha con las policías autonómicas

NURIA TRIGUERO MÁLAGA.

Decenas de miles de policías y guardias civiles tomaron ayer las calles que en su día a día se encargan de proteger para exigir la equiparación salarial con las policías autonómicas. Bajo un lema tan sencillo de entender como «Mismo trabajo, mismo sueldo», profesionales venidos de todas las provincias andaluzas junto a sus familias participaron en la manifestación organizada en Málaga por la plataforma Jusapol (Justicia Salarial de Policías y Guardias Civiles). La cifra de asistentes alcanzó los 20.000 según la Subdelegación del Gobierno, mientras que los convocantes creen que se superaron los 25.000 y calificaron la protesta como un «gran éxito».

La marcha, que formó parte de una ronda de movilizaciones por las principales ciudades españolas, evidenció el descontento de los policías y guardias civiles de a pie con el preacuerdo alcanzado esta semana entre los principales sindicatos policiales y el Ministerio de Interior que dirige Juan Ignacio Zoido. Jusapol, que no está en la mesa de negociación, rechaza la subida salarial que plantea el Gobierno (que es de 561 euros brutos mensuales para la policía nacional y de 720 para la guardia civil), ya que su reivindicación es de una «equiparación total» con los Mossos d'Esquadra, no sólo de sueldo sino de pagas extra, horas extra, complementos por asistencia a juicios y, no menos importante, pensión de jubilación, que no están contemplados en la propuesta de Zoido. En términos 'macro', el Ejecutivo central habla de destinar 1.100 millones de euros a la reducción de la brecha salarial hasta 2020, mientras que Jusapol exige 1.500 millones.

Los manifestantes partieron de la plaza de la Merced a las 12 del mediodía, continuando por la calle Alcazabilla, la calle Cervantes y el Paseo del Parque, que se cortó al tráfico durante su paso. Tras pasar por la plaza de la Marina, la protesta subió por la calle Larios hasta culminar al filo de las 14.00 horas en la Plaza de la Constitución, donde representantes de Jusapol y de diferentes partidos políticos tomaron la palabra sobre un escenario montado al efecto. La marcha discurrió sin incidentes y en un ambiente familiar, animada por cánticos como «Zoido, atento, queremos mil quinientos» o «Montoro, escucha, ábrenos la hucha». Muchos manifestantes portaban caretas de dos policías miembros de Jusapol que han sido expedientados por compartir sus reivindicaciones en redes sociales.

Representantes de todos los partidos, de izquierda a derecha, participaron en la manifestaciónEl alcalde de Málaga se desmarca del Ejecutivo central y apoya las exigencias del colectivo

Está por ver si los sindicatos y asociaciones que están negociando con el Gobierno ratifican el mencionado preacuerdo después de la demostración de fuerza realizada por Jusapol en las calles de Málaga y de otras ciudades. La manifestación de ayer, además, consiguió un raro logro: reunir tras la pancarta principal a representantes de todo el espectro político, de izquierda a derecha, empezando por el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, que se desmarcó del Ejecutivo central. «Estoy aquí porque creo en la equiparación salarial», afirmó el regidor al dirigirse a los manifestantes, alabando la labor de Policía y Guardia Civil en defensa de la Constitución en Cataluña. «Estoy seguro de que el Gobierno va a tratar de dar respuesta a vuestras aspiraciones», añadió.

Políticos de todos los partidos

La presencia del regidor en la manifestación fue criticada tanto por los bomberos como por la policía local de Málaga, que mantienen sendos conflictos laborales con el Ayuntamiento. Así, Manuel Troyano, secretario general del Sindicato Independiente de Policía de Andalucía, afirmó: «Apoyamos las reivindicaciones de los compañeros del Cuerpo Nacional de Policía y Guardia Civil, pero no entendemos y lamentamos ver cómo nuestro alcalde no actúa igual cuando se trata de defender los derechos de su Policía Local».

También tomó la palabra en la plaza de la Constitución el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Málaga, Daniel Pérez. «Vosotros sois los que nos protegéis a los ciudadanos y por eso merecéis que os apoyemos en esta reivindicación que es justa», afirmó. Asimismo, intervinieron el portavoz de Ciudadanos, Juan Cassá; el coordinador provincial y portavoz de Izquierda Unida en la Diputación, Guzmán Ahumada; el coordinador de UPyD en Andalucía, Manuel Vicente; el presidente de Libres, Iván González; y el secretario general de Vox, Javier Ortega-Smith. También participaron en la marcha la concejala Rosa Galindo, de Málaga Ahora; y Sara González, presidenta de Democracia y Libertad Popular.

Uno de los portavoces de Jusapol, Miguel Ángel Millán, aseguró que la presencia de todos los partidos políticos es «muy importante» para el colectivo y añadió: «Si tenemos un alcalde del PP que está apoyándonos en esta acción, deberían entender desde Madrid que su propia organización no está a favor de ese preacuerdo que se quiere realizar y donde faltan más de 400 millones de euros».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos