Daños en la estructura obligarán a cerrar el edificio de Hacienda por obras

El edificio de Hacienda fue construido entre 1975 y 1979 con diseño de Caballero y Dorronsoro. / Salvador Salas

La Agencia Tributaria busca espacios a los que trasladar los seiscientos funcionarios que trabajan en el inmueble, que data del año 1979

JESÚS HINOJOSA y SALVADOR SALASMálaga

Los problemas constructivos del edificio de Correos que obligaron a su cierre hace siete años parecen haberse contagiado a su vecino de enfrente, el de la Delegación de Hacienda, que tendrá que ser desalojado en los próximos meses para que puedan acometerse obras de refuerzo en profundidad de toda su estructura. Así lo confirmaron a este periódico fuentes de la Agencia Tributaria, que precisaron que se ha realizado un informe técnico en el que se recomienda acometer esta actuación para garantizar la seguridad de esta construcción, que data del año 1979.

Según las fuentes, el informe apunta a un debilitamiento de la estructura desde su realización como la causa más probable del estado actual del inmueble en el que, según indicaron trabajadores consultados, han aparecido grietas en varias zonas. Actualmente, los tres sótanos de aparcamiento con que cuenta están cerrados al uso de los funcionarios, tras las inundaciones provocadas por las lluvias del pasado invierno. Asimismo, desde la Agencia Tributaria confirmaron que existen varias zonas que se encuentran apuntaladas para evitar que pueda producirse algún tipo de desprendimiento.

«Se van a realizar actuaciones específicas para apuntalar más espacios de forma preventiva, hasta que comiencen las obras», admitieron las fuentes, que no obstante recalcaron que no existe un riesgo de derrumbe inminente que pueda poner en peligro la integridad física de los funcionarios que trabajan en el edificio ni de las cientos de personas que lo visitan a diario.

Hacienda ya está trabajando para atajar esta situación en dos vías. Por un lado, organizando el traslado de los seiscientos funcionarios a otras oficinas alquiladas o de la propia administración del Estado. Y, por otro, preparando el proyecto de obras de refuerzo del inmueble, que tendrá que ser autorizado por la Gerencia Municipal de Urbanismo, donde ayer aún no tenían conocimiento del mal estado de esta construcción que, por su escasa antigüedad, no está obligada aún a pasar por la obligatoria inspección técnica de edificios.

Reunión con los sindicatos

Las conclusiones del informe técnico realizado fueron trasladadas por los responsables de Hacienda a última hora de la mañana a representantes de los sindicatos y delegados de los trabajadores para exponerles la situación a la que se enfrentan en un futuro inmediato.

Según explicó el responsable de AGE-UGT en Málaga, Antonio González, es posible que el cierre del edificio se produzca en unos cuatro o cinco meses. Otras fuentes apuntaron que el desalojo podría llevarse a cabo para principios del año que viene. «La administración ha demorado la entrega de la información sobre esta situación», criticó González.

Todavía es una incógnita dónde se trasladarán los funcionarios de Hacienda para seguir ejerciendo su trabajo durante las obras. Fuentes consultadas apuntaron la posibilidad de que sean derivados a las instalaciones de la Aduana en el muelle de Heredia, o a las oficinas de la calle Puerto, en la zona de La Malagueta, que acogen personal que se contrata para la campaña de la renta. No obstante, es probable que haya que alquilar nuevos espacios para dar cabida a todos.

Fotos

Vídeos