Daniel Pérez propone dar un giro a los proyectos «enquistados» de ciudad con cambios parciales en el PGOU

Daniel Pérez, en rueda de prensa este lunes.
Daniel Pérez, en rueda de prensa este lunes. / P. R. Q.

El portavoz socialista asegura que su misión es posicionar a Málaga como la tercera ciudad española y que el PSOE sea alternativa de gobierno

PILAR R. QUIRÓSMálaga

El portavoz del grupo municipal socialista, Daniel Pérez, ha empezado esta mañana el curso político con una foto de equipo en un desayuno de trabajo en el que ha trazado las líneas maestras de su política de oposición, que se centrará, sobre todo en sacar adelante los proyectos enquistados urbanísticos proponiendo cambios parciales en el PGOU de 2011, para darle protagonismo a zonas que están en auge como Lagunillas y el Ejido, y centrarse además en que los servicios municipales en los barrios, como la limpieza o recogida de muebles, mejoren sustancialmente para que mejore la vida del ciudadano, del malagueño de a pie.

En cuanto al PGOU Pérez explicó que, pese a que se aprobó en 2011, lo cierto es que se redactó en 2007 en pleno boom de la burbuja urbanística especulativa “por eso han quedado grandes proyectos enquistados, que no salen adelante, como por ejemplo el convenio de La Térmica, que requieren una revisión parcial del PGOU”. En cuanto a Lagunillas y El Ejido, dos zonas con gran empuje de Málaga necesitan de un Plan de Reforma Interior (PERI), puntualizó: “Los vecinos lo están viendo, pero no el Ayuntamiento, que está paralizado por la disputa interna del PP; el PSOE ve la melé y quiere sacar el balón fuera y mandarlo a un extremo”, dijo utilizando un símil del rugby. Y sentenció: “Hasta que no se vaya Paco de la Torre, no saldrán adelante los proyectos enquistados”.

Pérez no pudo pasar por alto, como subrayó, el asunto de la limpieza que sigue siendo “el principal problema de la ciudad”, y reiteró que es necesario cambiar el modelo, municipalizar la empresa e invertir los 12 millones que se van a ahorrar en más personal para barrer y tener limpias las calles y en maquinaria nueva, que la que hay está obsoleta, añadió.

El portavoz socialista, que aseguró que su misión es la de posicionar a Málaga como la tercera ciudad de España y que el PSOE sea alternativa de gobierno -aunque aún no se postuló para ser el candidato en ese envite las elecciones municipales de 2019-, dijo que su grupo está radicalmente en contra del nuevo canon del agua, que servirá para gravar aún más la factura de los malagueños, y echó mano de los 25 millones de euros que no ha gastado el equipo de gobierno del PP, que se han destinado a liquidar deuda, y que podían haber ido al fin de la mejora de las canalizaciones de agua de la ciudad (que es el objetivo por el cual el PP quiere poner en marcha un nuevo canon del agua, además del que hay por depuración de la Junta), como puntualizó.

En cuanto a los barrios, que Pérez subrayó que serán su caballo de batalla, dijo que necesitan de equipamientos, mejores servicios, limpieza y zonas verdes. “Todos los parques infantiles están obsoletos y sucios”, para pasar a explicar que a Málaga le sigue faltando el elemento verde, y que no sólo hay que centrarse en Gibralfaro, sino en el proyecto del Repsol, donde el PSOE sigue viendo un gran parque central así como mejorar los servicios del campamento Benítez, “donde se ha tirado un millón de euros, y aún falta por poner equipamiento y alumbrado”. Pérez abundó en que propondrán un plan de choque integral de limpieza para acabar de una vez por todas con este problema, que luego requerirá también, como explicó, el cambio del modelo.

Del proyecto fracasado de los cines Astoria, el portavoz socialista no dudó en decir que ha sido Paco de la Torre quien lo ha quemado y lo ha manipulado, dejando “un armatoste en la milla de oro de la ciudad, que causa el asombro de turistas” y de todo el que pasa por allí. Para el PSOE, este espacio tiene que tener un importante componente cultural, pero también un mix de usos, aunque vaticinó que “el equipo de gobierno es incapaz de salir de este atolladero”.

El portavoz socialista finalizó diciendo que su principal encomienda estos dos años que quedan antes de las elecciones es posicionar al PSOE en las mejores cotas para llegar a ser alternativa de gobierno, y dijo encontrarse muy ilusionado en este proyecto, añadiendo que el PSOE es el partido más garantista porque elige a sus candidatos por sistema de primarias, a las que tampoco dijo si acabará presentándose. Aunque faltar, no faltaron los guiños y las sonrisas.

Fotos

Vídeos