Piden tres años y medio de cárcel para un acusado de apuñalar a un hombre con un cúter

Piden tres años y medio de cárcel para un acusado de apuñalar a un hombre con un cúter

La fiscal asegura que el procesado agredió a la víctima en la espalda, provocándole un corte de más de diez centímetros

Alvaro Frías
ALVARO FRÍAS

La Fiscalía de Málaga ha solicitado tres años y medio de prisión para un hombre, de nacionalidad británica, acusado de apuñalar a un compatriota durante una pelea en Benalmádena. Al parecer, el procesado utilizó un cúter para agredir a la víctima.

Los hechos ocurrieron sobre las 06.15 de la madrugada a finales del pasado mes de mayo en la plaza Solymar de la citada localidad. La representante del Ministerio Público asegura que en el transcurso de una discusión, con el ánimo de menoscabar su integridad física, el procesado agredió a la víctima en la espalda empleando un cúter.

El británico que resultó herido presentaba diversas lesiones en varias zonas del cuerpo como en un codo o en el cuello. Una de las más relevantes, según el escrito de acusación de la fiscal, al que ha tenido acceso este periódico, es un corte de diez a quince centímetros que la víctima tenía en la espalda, por el que necesitó hasta once puntos de sutura para cerrarlo.

Son algunas de las lesiones que presentaba la víctima, que, sin embargo, no pudo ver ningún arma blanca. Así lo admitió en su declaración en el juzgado de guardia tras el arresto del sospechoso, durante la que explicó que escuchó a sus amigos decir que el detenido tenía un cuchillo y que, cuando se levantó del suelo, se notó un corte en la espalda.

Por su parte, el individuo arrestado, que fue asistido por la letrada Nuria Sánchez, que se hizo con el caso a través del Turno de Oficio y que es diputada de la Junta de Gobierno del Colegio de Abogados de Málaga, manifestó en el juzgado que iba camino de su casa andando por la calle cuando vio en un local de alimentación una pelea entre dos chicos.

Versión del sospechoso

Expuso que había uno más fuerte que otro, que tenía inmovilizado al más débil de los dos, que también le estaba pegando. Al respecto, el procesado indicó que solo intervino en la pelea para separarlos, cogiendo al que estaba encima del otro y tirándolo al suelo. Sin embargo, el sospechoso negó llevar ningún arma blanca, algo que dijo que no había hecho nunca. Asimismo, insistió en que no agredió con un cúter a la víctima y que no sabe lo que ocurrió.

Además, el acusado señaló que después de los hechos se fue a comer un kebab y que, en el momento en el que iba a coger un taxi, aparecieron unos agentes de la policía y le detuvieron. Aseguró que, si hubiera hecho algo, no se hubiera quedado por los alrededores durante los 20 minutos que pasaron desde la pelea hasta su arresto.

Pese a la versión del sospechoso, la fiscal mantiene la acusación contra el procesado y le considera responsable de un supuesto delito de lesiones, por lo que solicita, además de la citada pena de prisión, que indemnice a la víctima con una cantidad que se determinará en sentencia, en función de los días necesarios para que el herido se curase de las heridas.

Ahora será un juez el que tendrá que determinar lo que ocurrió aquella madrugada en la plaza Solymar de Benalmádena. El juicio que estaba previsto para el pasado miércoles fue suspendido y se está a la espera de que se vuelva a señalar.

Fotos

Vídeos