Cuidado donde se juega

COSAS DE LA CIUDAD

Usuarios de este parque denuncian que aparece todos los días con excrementos de perros

PATRICIA PINEDA

Los excrementos de perros son una queja habitual de los vecinos de Málaga. Pero en este parque situado en la calle Palma del Río la cosa va a más, porque cada día, los excrementos de perros aparecen en las zonas de ocio donde los niños juegan. Muchos de los padres que acuden a este parque con sus hijos denuncian que los niños se ensucian por culpa de estos excrementos, que como se observa en la foto, llegan a aparecer incluso en los pies de los toboganes o en los columpios. María Jesús Gómez, vecina que visita frecuentemente el parque, afirma que esto es algo que lleva ocurriendo desde hace bastante tiempo: «Casi todos los días aparecen excrementos de perros en el parque. Tenemos que tener mucho cuidado con los niños porque si no se acaban manchando».

Es por este motivo que los vecinos han aplaudido la nueva medida del Ayuntamiento que obliga a los dueños de perros a registrar el ADN de sus mascotas, para poder analizar los excrementos y multar a quienes no lo recogen. Esperan, que con esta iniciativa, los dueños sean más cívicos y limpios, y también piden que la policía visite más la zona para multar, porque además, también suele haber perros sueltos en el parque, lo que también está prohibido, y es peligroso para los niños.

Otra de las posibles soluciones, esta vez solicitada por los dueños de estas mascotas, es la instalación de un parque para perros por la zona, en la que sí está permitido tenerlos sueltos, ya que el más cercano se encuentra en el Parque del Oeste, situado a más de un kilómetro de distancia.

Multas a los dueños

Las multas por no recoger los excrementos rondan los 212 euros, pero puede aumentar hasta 500 euros si se trata de zonas de gran afluencia, colegios, hospitales, o parques infantiles, como es el caso. Asimismo, también existen multas por llevar a los perros sueltos, o sin bozal si se trata de un perro de gran tamaño. Estas suelen rondar los 100 euros. También, la nueva ordenanza de registro de ADN conlleva una multa si no se le realiza a la mascota dentro del plazo establecido, que acaba el 31 de octubre. Se prevé que la multa sea de 150 euros.

Fotos

Vídeos