Piden ocho años para un acusado de intentar matar a un hombre con un hacha y un cuchillo en Zalea

Piden ocho años para un acusado de intentar matar a un hombre con un hacha y un cuchillo en Zalea

La Fiscalía asegura que el procesado llegó a apuñalar hasta en dos ocasiones a la víctima mientras amenazaba con acabar con su vida

ALVARO FRÍAS y JUAN CANOMálaga

La Fiscalía de Málaga ha solicitado que un hombre sea condenado a ocho años de prisión, ya que asegura que intentó matar a otro con un hacha y un cuchillo. En concreto, según se refleja en el escrito de acusación, al que ha tenido acceso este periódico, supuestamente le apuñaló hasta en dos ocasiones.

Los hechos tuvieron lugar a finales de enero del año pasado, en la barriada de Zalea, situada en el municipio malagueño de Pizarra. Desde el Ministerio Público se precisa que, tras una discusión anterior en la que habría intentado agredir a la víctima con un hacha, el procesado persiguió al otro hombre en una furgoneta y, con ánimo de causarle la muerte, le agredió asestándole dos puñaladas mientras lo amenazaba con acabar con su vida.

La acusación particular en este caso relata el episodio que habría tenido lugar antes de la supuesta agresión. Relata que la víctima, que reside en Zalea al igual que el acusado, iba circulando con su vehículo por la citada barriada.

Entonces se encontró con el procesado, quien supuestamente portaba un hacha e iba acompañado de su hija pequeña. Al parecer, le indicó a voces que se detuviera.

«Ante la macabra situación», el abogado afirma que su representado paró el coche para preguntarle qué pasaba. «Al ver al acusado acercarse a su vehículo, se bajó para hablar con él, momento en el que el procesado comenzó a gritarle que le iba a matar, insultándole e intentando agredirle con el hacha», precisa el letrado en su escrito de acusación.

Sobre los hechos, continúa indicando que, debido a los gritos de los vecinos para que cesara de agredirle, el acusado se distrajo y la víctima consiguió subirse a su vehículo y marcharse.

Segundo encuentro

Tras ello, se detuvo con unos vecinos a unos 200 o 300 metros de su casa para hablar de lo ocurrido. El abogado asegura que el acusado apareció en la zona y, tras bajarse de su vehículo portando una navaja de grandes dimensiones, se dirigió hacia la víctima, presuntamente, diciéndole que lo iba a matar, tanto a él como a su mujer.

Supuestamente comenzó a agredirle con el arma. En el escrito de la acusación se indica que, aunque la víctima consiguió esquivar varias acometidas con la navaja, finalmente el procesado le arrinconó contra la pared y le asestó dos puñaladas.

Las lesiones que sufrió la víctima pusieron en peligro su vida, según la Fiscalía, desde donde se precisa que las puñaladas le afectaron el costado izquierdo y el hipocondrio derecho. Ingresó en la Unidad de Cuidados Intensivos con una lesión de carácter grave, que, de no haber sido atendido el hombre de urgencia, podría haber puesto en peligro su vida, según insiste el Ministerio Público.

Según recoge en el escrito, la Fiscalía malagueña considera que estos hechos suponen un delito de homicidio en grado de tentativa. Por ello, además de la citada pena de prisión, solicita que el procesado indemnice a la víctima con 10.000 euros. Por su parte, la acusación particular coincide con el Ministerio Público a la hora de calificar los hechos y de pedir una pena de prisión. Sin embargo, difiere a la hora de la indemnización, que la eleva hasta los 12.755 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos