Cuatro de cada diez empresas extranjeras en Málaga piensan contratar personal este año

Cuatro de cada diez empresas extranjeras en Málaga piensan contratar personal este año

Una encuesta realizada por Ciedes entre estas compañías revela que la cualidad más valorada de la ciudad es la calidad de vida, por delante de las infraestructuras y el capital humano

Nuria Triguero
NURIA TRIGUERO

Alrededor de nueve de cada diez empresas extranjeras instaladas en la capital malagueña están satisfechas de la evolución de su negocio y planean mantener o aumentar su facturación, inversión y plantilla en la ciudad. Más concretamente, respecto al empleo, un 40,7% de ellas prevén contratar personal este año y un 44,4% apuesta por no variar el número de empleados. Esta es una de las conclusiones más destacadas del primer Barómetro del Clima de Negocio realizado en Málaga, realizado por la Fundación Ciedes, cuyo objetivo es realizar un seguimiento anual de las compañías foráneas asentadas en la ciudad y evaluar aquellos factores que favorecen su llegada y su crecimiento. Es un estudio pionero, ya que este tipo de encuestas se han realizado con ámbito nacional o regional, pero nunca focalizadas en una ciudad concreta, según ha explicado la concejala del Área para la Reactivación Económica del Ayuntamiento de Málaga, María del Mar Martín Rojo, que ha presentado el informe hoy junto a la gerente de la Fundación Ciedes, María del Carmen García Peña, y la vicepresidenta ejecutiva de la Confederación de Empresarios de Málaga (CEM), Natalia Sánchez.

En lo que se refiere a la previsión de facturación de las empresas extranjeras afincadas en Málaga, el 92,6% de estas sociedades estima que en 2018 mantendrá o aumentará el volumen alcanzado en 2017: concretamente el 70,4% espera incrementarla y el 22,2%, igualarla. Asimismo, el 85,2% de ellas considera que su inversión puede mantenerse o aumentar en el presente periodo; un porcentaje que resulta de sumar el 59,3% que se alinea con el aumento y el 25,9% que apuesta por la estabilidad.

En su intervención, Martín Rojo ha destacado “la importancia de que las administraciones cuenten con este tipo de información a la hora de diseñar sus políticas, de forma que sepan cuáles son las ventajas competitivas de Málaga para fomentarlas”. “Con estos datos en la mano, podremos potenciar aquellos elementos que sean de mayor interés para los inversores extranjeros, y también reducir los que supongan un obstáculo”, ha explicado la concejala.

Málaga concentró en 2016 el 31% de los flujos de inversión extranjera de toda Andalucía y el 29% del 'stock' (es decir, de la inversión acumulada). En el periodo comprendido entre 2013 y 2015, la ciudad ha experimentado mayores crecimientos del 'stock' de inversión extranjera que Andalucía: registró una tasa del 43% frente al 20% regional.

Valoración de la ciudad

La valoración general que hacen estas compañías de Málaga está por encima de la media andaluza y española, ya que está fijada en un 3,14 (en escala de 1 a 5). Las áreas más valoradas de la ciudad son la calidad de vida (3,65), las infraestructuras (3,54) y el capital humano (3,27). Llama la atención, en este sentido, que en Málaga el orden de estas cualidades es diferente que a nivel andaluz, donde las infraestructuras ocupan el primer lugar. También el capital humano tiene una valoración por encima del que obtiene en otras regiones. En cuanto a las peor valoradas, son la innovación (2,7) y los costes (2,56).

Dentro del área de calidad de vida, los factores de ocio y cultura, seguridad y coste de vida son para los empresarios encuestados los que mejor valoración adquieren en el caso de Málaga. Les siguen el sistema sanitario y la disponibilidad de escuelas internacionales.

En cuanto a las infraestructuras, el estudio señala que lo mejor valorado es el aeropuerto, así como la disponibilidad de infraestructuras y servicios de telecomunicación, por delante del puerto y las carreteras. Los aspectos peor valorados son la disponibilidad de suelo industrial y el ferrocarril de cercanías, así como la disponibilidad y calidad de las redes de proveedores y los centros logísticos y las redes de distribución.

Respecto al área de costes, como ya se ha mencionado es el área que obtiene la peor puntuación de los encuestados, sobre todo en lo que tiene que ver con la energía y el teléfono, así como el coste del suelo industrial. Por el contrario, los mejores resultados dentro de este apartado corresponden al coste de la mano de obra no cualificada (el que mejor valoración obtiene), seguido del coste de la mano de obra cualificada, los costes de alquiler de oficinas, de adaptación a la normativa y de transportes. Es importante destacar que el coste de la mano de obra es una de las motivaciones de instalación en Málaga.

Respecto al capital humano, lo mejor para los encuestados es la disponibilidad de mano de obra, cualificada y no cualificada, seguido del sistema de formación profesional y la capacidad de aprendizaje. Lo peor es el dominio del idioma extranjero, el sistema educativo en general, la aceptación de responsabilidades y objetivos y la calidad de las escuelas de negocio. Destaca el hecho de que las empresas extranjeras otorgan una mejor puntuación a la calidad del sistema de formación profesional que al sistema educativo general.

Respecto al área de innovación, los aspectos que mejor se valoran son la existencia y capacidad de parques científicos y tecnológicos, así como la disponibilidad de investigadores, seguido de las acciones de apoyo y subvenciones para el desarrollo tecnológico de las empresas. La peor puntuación la obtienen el total de gastos públicos en I+D+i y los incentivos y ayudas para su desarrollo en el sector privado.

Fortalezas y debilidades

Las principales fortalezas valoradas por las empresas para asentarse en la ciudad tienen que ver con sus infraestructuras de comunicación, destacando especialmente el aeropuerto y el AVE. Asimismo destaca la oferta de ocio y cultura y la seguridad, alcanzando todas estas variables una valoración de 4 sobre 5 puntos. Seguidamente las empresas valoran como fortalezas el coste de vida en la ciudad; la disponibilidad de infraestructuras y servicios de telecomunicaciones y la disponibilidad de mano de obra (tanto cualificada como no cualificada).

En contrapartida, las principales debilidades señaladas por las empresas tienen que ver con los costes energéticos y de telecomunicaciones, así como las insuficientes ayudas para la I+D+i y el desarrollo tecnológico. También apuntan a la falta de suelo industrial y su elevado coste, así como el deficiente tren de mercancías o el nivel de conocimiento de idiomas.

Factores de atracción

¿Qué es lo que atrae, en un primer momento a las empresas extranjeras hacia la ciudad? Según la encuesta de Ciedes, estas compañías señalan como principal motivo de instalación en la capital su localización geográfica en un 89% de los casos. Le sigue de cerca el hecho de que cuenta con buenas infraestructuras (44,4%) y el hecho de que el territorio resulta atractivo en general (40,7%). Otros elementos que condicionan el establecimiento en Málaga de las empresas extranjeras tienen que ver con los reducidos costes laborales (37%) y el tamaño del mercado local (33,3%).

Por otra parte, prácticamente una de cada cuatro empresas (26%) selecciona Málaga por un conjunto de valores, como son: el acceso a los mercados, la cualificación de la mano de obra, las comunicaciones y la fácil adaptación de los extranjeros a nuestro estilo de vida. Además, hay casi un 19% de encuestados que han seleccionado Málaga por la cercanía cultural y el idioma español, mientras que en torno a un 7,4% lo ha hecho por el marco fiscal y los incentivos y subvenciones.

Líneas de mejora

Los resultados obtenidos por el Barómetro plantean unas líneas de actuación concretas para mejorar la competitividad de Málaga a la hora de captar inversión extranjera. A tenor de las respuestas dadas por los empresarios encuestados, el principal reto a nivel nacional, regional y local sigue siendo el dominio de los idiomas, seguido en Andalucía y Málaga por la aceptación de responsabilidades y objetivos por parte de los trabajadores, mientras que a nivel nacional el principal hándicap se sitúa en el coste de la electricidad.

En Andalucía se hace referencia expresa a la necesidad de avanzar en disponibilidad de mano de obra cualificada, mientras que este aspecto no se destaca en el caso de Málaga. En España, por el contrario, se hace referencia a la carga burocrática en el funcionamiento de las empresas, que no aparece en los demás territorios. En cuanto a Málaga, se destaca como ámbito de actuación la disponibilidad de suelo industrial y el tamaño del mercado local.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos