Cuatro detenidos por vender droga en un puesto de chucherías de Málaga

Cuatro detenidos por vender droga en un puesto de chucherías de Málaga

El punto de venta se ubicaba en una vivienda de la barriada de la Trinidad. Han sido detenidas cuatro personas

EP

La Policía Nacional ha desmantelado un punto de venta de drogas en un puesto de chucherías ubicado en una vivienda malagueña de la barriada de la Trinidad. En el registro del inmueble los investigadores se han incautado de 46 dosis de cocaína base, 28 de heroína así como 9,23 gramos de cocaína en roca, 19,49 de heroína en roca y 9,23 de hachís.

Igualmente han intervenido dos balanzas de precisión y utillaje para la ocultación, preparación y trasporte del estupefaciente, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado. En el trascurso de la investigación, además, han sido detenidas cuatro personas -tres hombres y una mujer, con edades comprendidas entre los 54 y 29 años- por su presunta implicación en un delito de tráfico de drogas.

Las investigaciones se iniciaron cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de un punto de venta de droga al menudeo ubicado en un inmueble de la barriada de la capital malagueña. Entonces se estableció un dispositivo para comprobar la veracidad de las informaciones y en su caso, identificar y detener a los posibles responsables. Así, se comprobó que el negocio de chucherías era una tapadera para la manipulación y venta al menudeo de cocaína y heroína.

Las primeras pesquisas condujeron a los investigadores hasta una vivienda en la que dos hermanos regentaban un negocio de venta de chucherías. Gracias al dispositivo de vigilancia establecido en torno al lugar, los agentes constataron la existencia de un gran trasiego de compradores que diariamente iban al inmueble a proveerse de sustancias estupefacientes, alguno de ellos incluso más de dos veces al día.

Según las indagaciones, se pudo determinar que los investigados componían un entramado delictivo en el que cada uno desarrollaba una función. Así, mientras dos de ellos -un hombre de 43 años y su hermana de 45, que además regentaban el negocio de chucherías- eran los encargados de vender la droga y guardar el dinero.

Los otros dos -dos hombres de 54 y 29 años- tenían doble misión: captar a posibles compradores y conducirlos hasta el punto de venta donde eran abastecidos por los dos hermanos, y por otra, la de vigilar las inmediaciones y avisar en caso de detectar la presencia de la Policía.

Temas

Droga

Fotos

Vídeos