Cuatro detenidos y dos plantaciones de marihuana desmanteladas en Málaga capital

Imagen de archivo de una plantación de marihuana.
Imagen de archivo de una plantación de marihuana. / EFE

La Policía Nacional incautan 139 plantas de cannabis sativa

EUROPA PRESS

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado en Málaga dos plantaciones de marihuana instaladas en dos domicilios de la zona norte de la capital y han detenido a dos hombres y dos mujeres como presuntos responsables de los delitos de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico.

En la operación los agentes se han incautado de 139 plantas de cannabis sativa en distintos estados de crecimiento y floración, así como de aparatos para el cultivo, recolección y distribución del estupefaciente.

La investigación comenzó a raíz de una información recibida por los agentes sobre varias personas que se estarían dedicando al cultivo de marihuana en distintos domicilios de Málaga y a la posterior venta de la droga recolectada, según ha informado la Policía Nacional a través de un comunicado.

Una vez que los agentes identificaron a estas personas, dos hombres y dos mujeres vecinos de la zona norte de la capital, y localizaron los dos inmuebles, llevaron a cabo un operativo policial que culminó con la detención de los cuatro investigados y la realización de dos registros.

Los agentes hallaron dos laboratorios acondicionados para el cultivo y recolección de cannabis sativa y se incautaron de 139 plantas de marihuana en distintos estados de crecimiento, así como lámparas y dispositivos eléctricos, entre otros útiles para la manipulación del estupefaciente.

Además comprobaron que la instalación eléctrica de las viviendas donde se encontraban instalados los dos laboratorios había sido manipulada y se encontraban enganchadas de forma ilegal a la red de suministro público.

Durante el operativo policial uno de los investigados, al advertir la presencia policial y encontrarse fugado de la justicia, saltó desde su vivienda a la vía pública desde una altura de 12 metros causándose lesiones por las que tuvo que ser asistido en un centro hospitalario.

En concreto, el fugado tenía una requisitoria judicial que ordenaba su ingreso en prisión y además una orden de alejamiento de su expareja con la que se encontraba en el momento de su detención.

Fotos

Vídeos