Los cotillones de Nochevieja renacen con celebraciones para todas las edades

Fiesta de Nochevieja celebrada el año pasado en un hotel de la capital./Francis Silva
Fiesta de Nochevieja celebrada el año pasado en un hotel de la capital. / Francis Silva

Málaga acogerá una decena de macrofiestas para más de 700 personas mientras que el resto se celebrarán en restaurantes y discotecas

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

Las fiestas de Nochevieja se renuevan este año en Málaga con una oferta más variada y la vista puesta en las familias. Si hasta hace unos años los negocios sólo trataban de captar a un público joven y enfocaban todos sus esfuerzos en la celebración de macrocotillones, los empresarios han descubierto el potencial de las familias y ofrecen cada vez más fiestas por toda la ciudad en donde el inicio de la celebración se adelanta a las uvas.

Noticia relacionada

El modelo de cena más fiesta, que ya se recuperó en los hoteles de la Costa del Sol hace un par de años, ha llegado a la ciudad en múltiples variantes, ya sea en establecimientos que abren en exclusiva para esa noche o incluso con restaurantes que aprovechan el tirón del fin de año para abrir sus puertas y ofrecer copas hasta altas horas de la madrugada. Así, este año volverán a celebrarse grandes fiestas en espacios tan significativos como Hacienda Nadales, el Gran Hotel Miramar o el Club Hípico Málaga.

Casas rurales completas desde antes del verano

Una de las alternativas más populares para la celebración de la Nochevieja en Málaga es pasarla en una casa rural, una opción que cada año gana más peso en diferentes municipios de la provincia. Según explican las empresas de turismo rural, las casas con más capacidad en Málaga están reservadas desde antes del verano, mientras que en esta ocasión también ha aumentado la demanda de viviendas más pequeñas con capacidad para una o dos parejas.

A nivel hotelero, encontrar una habitación libre para la última noche del año es casi una misión imposible. Y eso que los precios fijados invitan poco a cerrar reservas, con tarifas que llegan a los 400 euros por una habitación en un cuatro estrellas del Centro Histórico de la ciudad. Tal y como ya adelantó este periódico hace algunos días, Málaga es la segunda provincia andaluza con mayor ocupación hotelera tras Granada en un periodo en el que los empresarios coinciden en una mejora de resultados.

Este año se celebrarán una decena de macrofiestas para más de 700 personas en toda la provincia, y se concentrarán fundamentalmente entre la capital y Marbella. De entre el resto de eventos destacarán las celebraciones tematizadas para diferentes edades y bolsillos, desde menores hasta familias completas. Entre las primeras destacará el evento que acogerá el Club Hípico Málaga para los menores. Bajo el título Hogwarts, los niños tendrán una fiesta específica en la que habrá barra libre de refrescos y todo tipo de bebidas sin alcohol –inicialmente iba a celebrarse en Limonar 40 pero los organizadores han tenido que buscar otro espacio porque el recinto inicial se encuentra en obras–. En el lado opuesto está la que organizará el hotel Miramar con cena de gala y cotillón o el hotel Cortijo del Arte de Coín con menú específico para los niños.

Desde la Asociación de Empresarios de Ocio, Espectáculos y Discotecas de Málaga esperan que en sus negocios la fiesta continúe en la misma línea de crecimiento de los últimos años. Uno de los portavoces del colectivo, el empresario Juan Rambla, espera que el Centro viva el mismo ambiente que todas las noches de Fin de Año, con miles de personas llenando las salas de fiesta. «Para nosotros es una de las noches más importantes del año, ya que todo el mundo quiere salir», explica.

En esta ocasión los restaurantes de la provincia serán los que más aumenten su oferta durante la última noche del año. Los responsables de la asociación de hosteleros detallan que cada vez hay más negocios interesados en realizar fiestas, prueba de que a los clientes ya no les gusta quedarse en casa. El presidente del colectivo, Jesús Sánchez, explica que muchos establecimientos ya están llenos desde hace varias semanas; sobre todo de clientes que cenan y se toman varias copas en el propio establecimiento. «No son fiestas al uso, pero cada vez más personas prefieren esta opción», sostiene.

El Club Hípico acogerá una fiesta específica para menores de edad

Sea de una u otra forma, desde el Ayuntamiento de Málaga recuerdan que los promotores de fiestas previstas en espacios sin licencia o con permisos para otra finalidad deben solicitar una autorización de actividad ocasional o extraordinaria, según el caso. Además se les exigirá presentar la acreditación de su condición de promotor, un proyecto técnico de instalaciones, la autorización del titular del establecimiento y la licencia urbanística para las instalaciones. En el caso de superar las 500 personas de aforo también deberán incluir un plan de autoprotección, y contratar vigilancia si el evento es para más de 750 personas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos