Costas intenta una nueva retirada de la concesión del astillero Nereo

Imagen de archivo del astillero Nereo. / SUR

El expediente, que será el cuarto desde los 90, pondrá fin a esta vía legal porque el periodo de vigencia caducará previsiblemente el año que viene

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

La Demarcación de Costas acaba de iniciar el que será el cuarto intento desde los 90 por rescatar la concesión del astillero Nereo de Pedregalejo. Para los que no estén familiarizados con la terminología jurídica, se trata de expropiar los derechos de explotación a sus titulares, la familia Sánchez-Guitard, a cambio de una indemnización y bajo la justificación de que el Plan Especial de los Baños del Carmen contempla la prolongación del paseo marítimo sobre parte de los terrenos que ocupa el histórico taller de carpintería de ribera.

Este expediente pondrá fin a esta vía legal por una cuestión de tiempo, dado que, según los plazos que maneja Costas, el final de la concesión en precario se fija para julio o diciembre de 2018 (depende de si se atiende a la fecha de publicación de la primera Ley de Costas o al año natural). Fuentes de esta institución confirmaron que se acaba de retomar este procedimiento tras la caducidad del anterior, por mandato de la Dirección General de Costas, ya que no pudo llegar al Consejo de Estado a tiempo. No obstante, este último organismo validó que se retomara el procedimiento desde su fase final, por lo que se tendrá que someter a audiencia del afectado y previsiblemente a final de año podrá volver al Consejo para el último trámite. La cuantía de la indemización que se propone es inferior a los 11.000 euros de la ocasión anterior, dado que se valora que sólo le quedaría un año y medio de actividad concesional. Desde Costas reiteraron su propuesta a Nereo de negociar para cambiar el espacio de la concesión, en la parcela cercana de los Baños del Carmen, de manera que puedan continuar su actividad pero dejando el espacio necesario al paseo marítimo de interconexión con Pedregalejo, según el Plan Especial.

Bien de Interés Cultural

Por su parte, Alfonso Sánchez-Guitard, portavoz de la famila propietaria del astillero, rechazó con dureza los intentos de costas por ir a la vía del rescate y puso de relieve que ese espacio es un Bien de Interés Cultural (BIC) "a todos los efectos". "Astilleros Nereo de Málaga está integrado en el Plan Nacional de Patrimonio Industrial desde el año pasado, es considerado un BIC por el Estado. Iremos al juzgado por expolio del patrimonio industrial, porque la ley sanciona los atentados contra el patrimonio". Según sus cálculos, este sería el octavo expediente de rescate, lo que, a su juicio, le ha generado una "inseguridad jurídica para que no haya encargos y menoscabo de su trabajo, el año que viene hace 40 que estamos así, desde 1978 que no hemos podido explotar". "Por eso estamos haciendo el 'Galvestown' (la réplica del bergantín de Gálvez que participó en la Guerra de Independencia americana), por rebeldía, contra este atentado al Estado de Derecho, y en memoria de los que sacrificaron su vida por defenderlo".

Además, reclama "el mismo tratamiento" que han tenido las casas de Pedregalejo, que ahora son propiedad de sus moradores. "Nos tratan de forma desigual al resto del barrio". Sánchez-Guitard también rechaza que el año que viene venza la concesión, y asegura que esta no se producirá hasta "2023 o 2025" y recuerda que han recurrido la caducidad del último expediente de expropiación a instancias del Consejo de Estado "para llegar al fondo de la cuestión", ya que, a su juicio, se ha producido prevaricación y numerosas irregularidades, tales como la instalación de una tubería "ilegal" de Emasa en su zona de varada que "contraviene toda la ley porque puede contaminar el mar, y que desde hace 13 años nos han quitado la servidumbre de varadero por la que pagamos impuestos, es una persecución municipal".

Preguntado sobre si valoran la propuesta de Costas, rechazó que tengan potestad para negociar porque este recinto está bajo la tutela de los técnicos de Cultura, estatal y autonómica, "bajo el Plan Nacional de Patrimonio Industrial y el Cátalogo de Patrimonio Histórico Andaluz".

Fotos

Vídeos