Se da un corte en el cuello con una cuchilla en su turno de última palabra en un juicio en Málaga

Se da un corte en el cuello con una cuchilla en su turno de última palabra en un juicio en Málaga

El procesado se sacó el arma del pantalón y se autolesionó en la sala en la que estaba teniendo lugar la vista

JUAN CANO y ALVARO FRÍASMálaga

El juicio tuvo un final inesperado. Y es que, cuando el procesado ejercía su derecho a la última palabra, algo que tiene lugar al final de la sesión, se sacó del pantalón una cuchilla que escondía y se autolesionó, provocándose un corte en el cuello, según han asegurado las fuentes consultadas por este periódico.

Los hechos tuvieron lugar el pasado martes en la Ciudad de la Justicia. El procesado, un hombre de nacionalidad marroquí, había sido conducido desde prisión hasta las citadas instalaciones para asistir a un juicio que tenía pendiente en el Juzgado de lo Penal número 2 de la capital.

En concreto, se enfrentaba a ocho años de prisión. Era lo que la Fiscalía solicitaba para él por unos hechos ocurridos el pasado 13 de enero en Málaga. Según el escrito de acusación, al que ha tenido acceso este periódico, el procesado habría robado por el método del tirón dos bolsos esa madrugada en la capital. El representante del Ministerio Público explica que aquel día el acusado había estado merodeando por las calles del centro con el objetivo de seleccionar a posibles víctimas.

Acusado de robar dos bolsos

El primer golpe lo habría dado sobre las 04.00 horas. Al parecer, en la calle Granada se acercó a una mujer y, tras entablar una mínima conversación con ella, le dio un fuerte tirón del bolso, consiguiendo desestabilizarla y huir del lugar con el citado botín, en el que, entre otros efectos, había documentación y un cargador de un móvil.

El segundo de los casos se habría producido sobre las 07.05 horas en la calle Granados. La víctima salía de un local de copas cuando el procesado presuntamente actuó de la misma manera, provocando la caída y posterior arrastre de la mujer, logrando arrebatarle el bolso con diversos efectos personales. Siempre según el relato del fiscal, sufrió varias lesiones como cervicalgia y un hematoma en la rodilla derecha.

Por ello, el representante del Ministerio Público solicitó ocho años de cárcel al considerarlo responsable de dos delitos de robo con violencia, en uno de los casos, en concurso con un delito leve de lesiones.

El procesado se sentó el pasado martes en el banquillo de los acusados para enfrentarse a estos cargos. Estando en prisión, había sido trasladado hasta los juzgados por efectivos de la Guardia Civil, quienes se encargan de la custodia desde la cárcel hasta la Ciudad de la Justicia, donde ya quedó en los calabozos bajo custodia de la Policía Nacional.

Las fuentes consultadas explicaron que, durante la sesión, varios testigos le habrían reconocido como el presunto autor de los hechos. La autolisis tuvo lugar en su turno a la última palabra. Se llevó las manos, que seguían esposadas, a la zona del pantalón y, al parecer, se sacó una cuchilla con la que se habría provocado el corte.

Asistencia sanitaria

Los agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) que le custodiaban lo redujeron rápidamente y evitaron que continuara autolesionándose. También acudieron hasta la Ciudad de la Justicia los servicios sanitarios, que atendieron al procesado, aunque su vida no corría peligro. Las fuentes explicaron que, en un cacheo posterior que se le hizo al acusado, se encontraron otras cuchillas que el hombre llevaba ocultas.

Pese a lo ocurrido en la sala, el juicio quedó visto para sentencia. Ahora será el Juzgado de lo Penal número 2 el que resuelva sobre su caso, mientras la Policía Nacional ha abierto una investigación para esclarecer lo ocurrido el pasado martes en la Ciudad de la Justicia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos