El copo vuelve a El Palo

El copo vuelve a El Palo
L. F. R.

La asociación de Pescadores del Litoral Este de Málaga y los remeros de La Espaílla realizan sobre las 7 de la mañana del sábado una recreación de este histórico arte de pesca muy típico de nuestras playas

LUIS FELIPE ROMERO

Este sábado, al despuntar el alba (alrededor de las 7 de la mañana), se repetirá en las playas de El Palo una escena que, seguramente, está grabada en la retina de muchos malagueños de cierta edad: la tirada del copo. Y es que, por decimosexta vez consecutiva, la Asociación de Pescadores del Litoral Este de Málaga y los remeros del Club Deportivo La Espaílla efectuarán un simulacro de este arte de pesca que estaban tan arraigado en nuestras costas en tiempos pasados, y que está completamente prohibido en nuestras playas desde 1982, debido al daño que produce la captura indiscriminada de peces.

Datos de interés

Fecha y hora:
Sábado 30 de septiembre, de 07:30 a 09:30
Lugar:
Playa El Palo, a la altura del Chiringuito el Zagal
Indumentaria:
Preferentemente ropa vieja, o con colores apagados

El lance del amanecer (también conocido como "albón" o lance del alba) es el nombre que recibe la primera tirada del copo de cada día que, al coincidir con las primeras luces de la mañana, suele ser la más productiva. En particular, la actividad consiste en tender, con la ayuda de una barca de remos (o barca de jábega), una red de cerco de grandes dimensiones, que traza un arco en el mar de varios centenares de metros. En el centro del arco se encuentra el "copo", que es una especie de embudo con la malla muy fina donde el pescado queda atrapado. A ambos lados del copo se extienden las "bandas": dos paños de red, de unos 150 metros cada uno, que realizan la función de reconducir a los peces hacia su triste destino en el fondo del copo. El arte de jábega la completan, en cada extremo del arco, las "betas", denominación local de los cabos que utilizan los pescadores (o jabegotes) para recuperar el arte desde la playa. Hasta 800 metros de betas puede haber en cada banda.

Para tender el arte, uno de los extremos de las betas (chicote) se queda en la playa junto a un grupo de jabegotes. El segundo grupo sale a la mar, y tras la minuciosa comprobación de la dirección y fuerza de la marea, extiende el arte formando el mencionado arco. El recorrido, de alrededor de 1500 m, es extremadamente lento y delicado, y mantiene una comunicación constante con los jabegotes de la playa gracias a la ayuda de un código de luces con linternas. Un pequeño error en el trazado, o una velocidad inadecuada puede derivar en el fracaso del lance. Cuando la barca llega de nuevo a la playa, los jabegotes recuperan el arte, halando de la beta con la ayuda de las "trallas" (una herramienta que permite aprovechar al máximo la fuerza —o más bien el peso— del jabegote para recuperar las betas).

Teniendo muy en cuenta las fechas y las horas crepusculares, la actividad se iniciará en torno a las 6:30 de la mañana del sábado con el simulacro del sorteo de los lances (lugares de pesca), y contando con la preceptiva autorización. Pero no será hasta las 7:20, aproximadamente cuando se llegue a la parte más pintoresca del simulacro, con la llegada de la barca de jábega a tierra y la tirada del copo, efectuada por los jabegotes con sus trallas. Aproximadamente a las 8:15, con los primeros rayos de sol, se efectuará el simulacro de subasta de pescado. Su adjudicación, a la voz de ¡tapa copo!, pone fin al lance.

Diversos momentos de las recreaciones realizadas en años anteriores. / Foto 1 : Ricardo Pérez. Foto 2: Eva Cole. Foto 3: Pepe Cano.

La principal novedad de esta edición es la fuerte presencia femenina entre los jabegotes que participan en el acto. Es una consecuencia directa del espectacular aumento del número de mujeres en los clubes de remo de la provincia, y el resultado del esfuerzo de la ART (Asociación del Remo Tradiciona) por promover la práctica de este deporte, con independencia de la edad o el sexo.

Artículos relacionados

Tras finalizar la pesca, se servirá un desayuno marinero (café de pucherete, pescaíto frito, aceite y pan) a todos los asistentes al acto, siempre y cuando asistan con la indumentaria adecuada. Y es que los pescadores de la asociación APLEM insisten en que el público debe vestir, al igual que los jabegotes, con ropa antigua y descolorida. La idea es que la recreación de la escena sea lo más fiel posible a lo que, antaño, se veía a diario en nuestras playas.

Imagen antigua de una tirada de el copo en El Palo.
Imagen antigua de una tirada de el copo en El Palo.

Temas

Málaga

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos