Cooperativas de Málaga y Castilla-La Mancha se unen a la sección de frutos secos de Dcoop

A. P. MÁLAGA.

La apuesta de Dcoop, el mayor grupo cooperativo agroalimentario de España, por el cultivo y la concentración de la oferta de la producción de pistacho y almendro de sus socios, comienza a sumar cooperativas y productores de distintos puntos de España. El gigante agroalimentario decidió en otoño de 2017 crear una sección de frutos secos para comercializar la producción de almendras de sus socios agricultores. Así, en Málaga la primera cooperativa en sumarse al proyecto ha sido la Olivarera de Riogordo. Al menos, así lo confirmó ayer Dcoop, que prevé crecer en frutos secos y lácteo en los próximos años. El presidente de la cooperativa de Riogordo, Miguel Cañamero, dijo ayer que la decisión ha sido acordada por la asamblea por entender que ello beneficiará a la comercialización del producto. Olivarera de Riogordo cuenta con 1.200 socios, la mayoría de los cuales son productores de olivar, sin embargo hay unos 200 socios que también tienen almendros. Hasta ahora su producción irá llevada por los productores a centrales de comprar y otras cooperativas. A partir de ahora se la llevarán a Dcoop.

Actualmente esta sección cuenta con nueve cooperativas de Andalucía y la castellano-manchega Santo Tomás de Villanueva y Nuestra Señora de los Infantes (Ciudad Real). Para dar forma a esta integración, y aprovechando la estructura técnica y comercial del grupo, se ha solicitado el reconocimiento de la sección como Organización de Productores de Frutas y Hortalizas para el cultivo del almendro. Dcoop quiere convertir esta sección en una de sus grandes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos