Controladores aéreos piden incrementar la plantilla ante el aumento del tráfico

Controladores aéreos piden incrementar la plantilla ante el aumento del tráfico

El sindicato reclama la contratación de unos 20 empleados en Málaga, el aeropuerto español cuyo número de vuelos más ha crecido este año

Alberto Gómez
ALBERTO GÓMEZ

Los controladores aéreos reclamaron ayer en Torremolinos la necesidad de aumentar la plantilla ante la posibilidad de que el creciente aumento del tráfico y la falta de trabajadores originen «situaciones complicadas» en los aeropuertos españoles. La petición, efectuada en el marco del congreso nacional de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), celebrada en el Hotel Meliá Costa del Sol, hace referencia al envejecimiento de la plantilla, con una medida de edad superior a los cincuenta años según el sindicato, y a la situación que viven algunas torres aeroportuarias, donde el escaso número de controladores provoca que el servicio «no tenga la calidad esperable».

El representante sindical en Málaga, Raúl Delgado, concreta que en este aeropuerto resulta necesario aumentar la plantilla de controladores «al menos un 25 por ciento», hasta los 95 trabajadores, para dar respuesta al aumento del tráfico aéreo, cifrado en un 11 por ciento, cuatro puntos por encima de la media. «Con la plantilla actual de la torre de control de Málaga no se puede hacer frente a las previsiones del aeropuerto con respecto a la apertura, de hasta 16 horas diarias, de la segunda pista el próximo verano», señala el sindicato.

A nivel nacional, la portavoz de USCA, Susana Romero, calcula que hacen falta unos 500 controladores más «siendo conservadores» y denuncia que el aumento de plantilla puesto en marcha por Enaire, el gestor público de navegación aérea de España, dependiente del Ministerio de Fomento, «únicamente sirve como tasa de reposición de las jubilaciones» debido a la avanzada edad media de los controladores respecto a otros países europeos. Según los últimos datos de Enaire, «durante los últimos cuatros años se ha registrado un crecimiento encadenado del tráfico aéreo».

Entre las consecuencias de la falta de personal, el sindicato destaca «la fatiga crónica y las dificultades de conciliación» de los trabajadores, que en diversas torres de control deben asumir las labores de contacto con los aviones y, a su vez, con el resto de centros de control, tareas que hasta ahora se ejercían de forma independiente por dos empleados. El sindicato denuncia que la contratación de controladores «se paralizó en 2011» y, aunque se ha retomado desde el año pasado, «la plantilla sigue siendo insuficiente para hacer frente al aumento del tráfico aéreo».

Durante los cuatro días que dura el congreso, el colectivo también aborda en Torremolinos las modificaciones en el trabajo que impondrán las innovaciones tecnológicas y los nuevos procedimientos que se adoptarán en la navegación aérea, como los que generará la implantación del Cielo Único Europeo. También asisten al congreso representantes de los sindicatos de controladores de Portugal y Reino Unido, Sincta y Prospect respectivamente, con los que se analiza la situación actual de las negociaciones colectivas y el diálogo social.

Fotos

Vídeos