Los contratos que pasan de temporales a indefinidos crecen un 21% en Málaga

Los contratos que pasan de temporales a indefinidos crecen un 21% en Málaga

Málaga ostenta la tasa más alta de contratación fija de Andalucía, con el 6,7% del total de colocaciones registradas en 2017, aunque sigue por debajo de la media nacional

Nuria Triguero
NURIA TRIGUERO

En la provincia de Málaga se firmaron el año pasado la friolera de 774.978 contratos de trabajo. La inmensa mayoría –el 94% del total, para ser exactos– tuvieron, eso sí, carácter efímero. La buena noticia es que la contratación indefinida crece a buen ritmo: 52.131 malagueños consiguieron un puesto fijo el año pasado, un 13% más que el año anterior. Un aumento que tiene mucho que ver con la conversión de contratos temporales en indefinidos, que se incrementó un 21%. Un total de 23.529 trabajadores pasaron así de ser eventuales a fijos en la provincia, según la estadística publicada por el Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE).

Un informe de la empresa de trabajo temporal Randstad concluye que en el último año, la conversión de contratos temporales en indefinidos en España ha alcanzado la cifra más eleva de los últimos ocho años, cerca ya de los niveles previos a la crisis económica. Tanto Andalucía como Málaga superan el crecimiento medio nacional de estas conversiones, que fue del 18% en 2017. «El aumento de contratos temporales convertidos en indefinidos y el acercamiento a las tasas de conversión previas a la crisis confirman la tendencia positiva del mercado laboral y la recuperación económica. De igual modo, se muestra que la contratación temporal funciona como puente a un puesto de trabajo estable», opina Luis Pérez, director de relaciones institucionales de Randstad.

Las conversiones de contratos eventuales en fijos se repartió de manera casi equitativa entre hombres y mujeres (con cierta ventaja para los hombres, que representaron el 54%). Sin embargo, tras este reparto aparentemente igualitario se esconde una considerable brecha: la que produce la contratación a tiempo parcial. Y es que de las 10.834 mujeres que fueron convertidas en indefinidas, más del 50% lo fueron con contratos a jornada parcial. En cambio, en el colectivo masculino la tasa de contratación sin jornada completa es muy inferior, del 28%. Por sectores, el mayor número de estas conversiones (5.894, que representan una cuarta parte del total) se registraron en la hostelería. Muy cerca anda el comercio, con 5.434. La construcción, la industria y las actividades profesionales, científicas y tecnológicas también se situaron por encima de los mil contratos transformados en fijos.

Tasa de contratación fija

Sumando los nuevos contratos y las conversiones, la tasa de contratación fija de la provincia se situó el año pasado en el 6,73%. Fue la más alta de Andalucía, lo que resulta llamativo por el fuerte peso del turismo –una actividad con alto componente estacional– en la economía malagueña. La media regional estuvo en el 4% y la nacional, en el 9%.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos