La contaminación de los terrenos de Repsol alarga los planes para su desarrollo

El proyecto de urbanización debe ir acompañado de un plan para depurar los restos de hidrocarburos en el suelo y acuíferos

F. JIMÉNEZ MÁLAGA.

El bloqueo político que pesaba sobre el futuro de los terrenos de Repsol se salvó el pasado diciembre con el acuerdo que alcanzaron PP y Ciudadanos, pero lo que aún no está despejado es el horizonte para que el gran parque y los cuatro rascacielos previstos sean una realidad debido a la presencia de restos de hidrocarburos, que obligan a realizar una nueva depuración del subsuelo antes de darle cualquier tipo de uso. El exhaustivo estudio que el año pasado realizó la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), como propietaria de un tercio de los derechos de edificabilidad de la finca (el resto pertenece al Ayuntamiento), determinó que el grado de contaminación es «alto». Los detalles de estos análisis fueron entregados al Ayuntamiento el pasado noviembre, pero se han mantenido a buen recaudo y no ha sido hasta ahora cuando algunos de ellos han salido a la luz. Y ha sido de la mano de Málaga Ahora, que ha tenido acceso al mismo junto al catedrático de Fisiología Vegetal de la Universidad de Málaga, Miguel Ángel Quesada.

Según el informe encargado a este experto, no sólo se detectan altos índices de hidrocarburos en algunos puntos del subsuelo, sino también en el acuífero subterráneo. Tal y como refleja el documento, en 16 de las 40 catas se superan los 50 miligramos (mg) de hidrocarburos por kilo de tierra, valor máximo permitido para uso residencial. Los valores más altos entre los 3 y los 5 metros de profundidad con seis muestras que superan los 1.000 mg, de las que 3 rebasan los 5.000 y el máximo encontrado alcanza los 12.000. En cuanto al agua, en cinco de los nuevo piezómetros colocados los niveles superan el valor de referencia de 1 mg por litro, registrándose cifras que oscilan entre los 1,3 y los 130. Antes de aprobarse el proyecto de urbanización de la finca es necesario incorporar al expediente el proyecto de descontaminación, por lo que, a juicio de Málaga ahora, «hay pocas posibilidades de que estos suelos puedan desarrollarse en los próximos años».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos