Las constructoras ofrecen terminar en 20 meses el tramo del metro en El Corte Inglés

Estado de las obras frente a El Corte Inglés, que llevan al menos dos años paradas/SUR
Estado de las obras frente a El Corte Inglés, que llevan al menos dos años paradas / SUR

Once grupos de empresas compiten por hacerse con el contrato, que supondrá reactivar las obras en diciembre tras dos años paradas

IGNACIO LILLOMálaga

El concurso para designar quién terminará el polémico tramo del metro en El Corte Inglés ya está en marcha. La convocatoria de la Consejería de Fomento ha recabado un total de once ofertas, con 23 empresas implicadas, pues casi todas las propuestas se presentan en unión temporal de empresas (Utes), según informó ayer la Junta. Aunque en los próximos días se abrirán los sobres y se conocerán las rebajas que las candidatas ofrecen, tanto en plazo como económicas, los datos recabados por SUR entre algunos de los participantes ya dan pistas de por dónde podría ir el proceso.

En cuanto al tiempo de ejecución, lo más probable es que se pueda reducir muy poco, hasta unos 20 meses, aproximadamente, frente a los 22 del proyecto base de la Junta, que los licitadores consideran «muy ajustado». De esta forma, la obra civil se podría quedar lista en septiembre de 2019, y posteriormente habrá que montar las vías y electrificar. De esta forma, se daría cumplimiento al último plazo planteado por el consejero de Fomento, Felipe López, que fijó la llegada del primer tren a la Alameda Principal a principios de 2020.

El concurso

Constructoras.
Se han presentado once ofertas, con 23 constructoras implicadas. La mayoría acude en forma de unión temporal de empresas
Plazo.
El que prevé la Junta inicialmente es de 22 meses, y las ofertas prevén unos 20 meses.
Presupuesto.
La Junta fijó una base de licitación de 24,75 millones, y el coste final rondará los 20 millones.

Mientras, a nivel económico, la rebaja máxima prevista estará en torno al 20%. Esto es, lo previsible es que el presupuesto final ronde los 20 millones de euros, frente a los 24,75 del presupuesto base de licitación (IVA aparte).

Entre las propuestas está la de la actual adjudicataria de los trabajos en el tramo del Centro, que comprende el túnel bajo la Alameda Principal y el río Guadalmedina, además de la estación Atarazanas. Se trata de la Ute Acciona-Sando, que, precisamente, presenta la ventaja de estar ya trabajando sobre el terreno, por lo que podría aprovechar sinergias constructivas, de personal y de materiales.

Más información

Con todo, se espera un concurso muy reñido, ya que al mismo se han presentado prácticamente todas las grandes constructoras nacionales, algunas de ellas con experiencia también en fases anteriores del suburbano malagueño. Sacyr concurre junto con Prinur; FCC con Naxfor; Dragados, con Otero y Maygar; Ferrovial con Azvi; OHL con Eiffage; Guamar con Ogensa y Martín Casillas; Vias con Geotecnia y Hormacesa; San José y UC 10; Heliopol e Insersa y, por último, Aldesa Construcciones.

Tras dos años paradas, según los cálculos de la Junta –el Ayuntamiento lo eleva a unos tres años– las obras del metro en la avenida de Andalucía acaban de superar un hito administrativo importante, con el final del plazo para que las constructoras puedan presentar sus propuestas para hacerse con el contrato para terminar los trabajos que faltan en el túnel del tramo Renfe-Guadalmedina (713 metros). Este quedó bloqueado por los sucesivos sobrecostes, que llevaron a la Consejería de Fomento a emprender la rescisión de la primera adjudicataria, Grupo Ortiz, y que acaba de culminar el trámite administrativo.

El tramo, que es clave para que los trenes puedan llegar hasta el Centro de la capital (estación Atarazanas, en la Alameda Principal) está ejecutado en torno al 65%. La fase más complicada, la de la intervención arqueológica y apeo de la muralla Nazarí descubierta durante las excavaciones en Callejones del Perchel, arrojaban un nivel de terminación del 72%, y ahora se completarán en el marco del nuevo contrato.

Durante los próximos cinco meses, aproximadamente, se producirá el proceso de contratación, que finalizará con la adjudicación de la obra a una de estas constructoras, con lo que se espera que en diciembre los trabajadores y las máquinas puedan volver al tajo para terminar de una vez el tramo más controvertido de la historia del metro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos