La constructora de La Academia del Málaga denuncia daños en maquinaria y amenazas

La constructora de La Academia del Málaga denuncia daños en maquinaria y amenazas
Salvador Salas

Bilba asegura que el Cuerpo Nacional de Policía ya tiene identificados a algunos de los presuntos autores de estos hechos

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

La constructora que realiza las obras de La Academia del Málaga en Arraijanal ha denunciado ante el Cuerpo Nacional de Policía los daños en maquinaria, insultos y amenazas que viene sufriendo en los últimos días por la realización de la ciudad deportiva del club en este espacio, junto a Guadalmar. En un encuentro con medios de comunicación en el estadio de La Rosaleda para recordar los datos del proyecto, el director de Bilba, Juan Borrajo, ha precisado que su empresa ya ha presentado una denuncia por estos hechos y que prepara una segunda en relación a las personas que ya han sido identificadas por la Policía como presuntos autores.

«Hemos denunciado la rotura de vallas, las pintadas y el incendio de basuras que provocaron ante la obra», ha explicado Borrajo, quien ha aclarado que la segunda denuncia se centrará en los últimos daños sufridos, entre ellos la rotura de los latiguillos de las máquinas excavadoras para impedir que funcionen y el rociado de los cristales de estos vehículos con pintura. «Respetamos cualquier tipo de opinión o manifestación, pero estamos sufriendo daños e insultos a diario. Al principio pensamos que sería algo puntual y lo dejarían, pero la última agresión fue ayer mismo. Hay personas que se suben a los árboles, que entran en la zona vallada de la obra, que se suben a las máquinas... Nuestros trabajadores reciben insultos y amenazas», ha relatado el responsable de Bilba, que intenta evitar más desperfectos con la contratación de vigilancia privada para la zona de la obra durante la madrugada.

La constructora no ha cuantificado aún los daños y perjuicios que le están suponiendo estos actos vandálicos, que requieren la presencia de agentes policiales con mucha frecuencia en la obra. «Se están acentuando este tipo de acciones y lo único que pedimos es que no hagan daño, igual que nosotros respetamos su postura», ha comentado Juan Borrajo, quien ha detallado que tampoco se libra de los insultos la arqueóloga que vigila a diario el desarrollo del movimiento de tierras y que pertenece a una empresa independiente, en concreto, Arqueosur.

Latiguillo cortado en una de las excavadoras.
Latiguillo cortado en una de las excavadoras.

Ante el movimiento que rechaza la construcción de La Academia en la esquina de los suelos de Arraijanal más próxima a la urbanización y la autovía de Guadalmar, el Málaga CF ha querido insistir este martes en que la actuación cuenta con todos los permisos necesarios tanto del Ayuntamiento como de la Junta de Andalucía y ha recordado que ocupará 108.000 metros cuadrados de un total de 543.087 metros cuadrados de que dispone este paraje, lo que supone un 20% de los suelos. El resto será destinado al parque metropolitano que prepara la Junta de Andalucía y cuyo diseño ya ha contratado con un estudio de arquitectura sevillano.

La primera fase de La Academia, que implica una inversión de 2,3 millones de euros en mano de obra, consiste en un parte del edificio principal (recepción, cafetería, gimnasio, lavandería, oficinas y sala de fisioterapia), un campo de césped natural, una grada para mil espectadores, dos campos de césped artificial y una zona de entrada con 300 aparcamientos en superficie que serán de uso público. Las edificiaciones, que suponen 2.500 metros cuadrados de los 48.000 metros cuadrados de esta primera fase, no superarán los diez metros de altura en su punto más alto, y todos los campos estarán delimitados por un seto vegetal de unos dos metros. «El impacto ambiental es mínimo», han incidido desde el club.

Entre los pagos que la Fundación del Málaga ha tenido que aportar al Ayuntamiento para obtener la licencia de obras se encuentra un aval de 157.166 euros para garantizar que los ejemplares que se pierden con las obras, con el permiso del área de Parques y Jardines, se van a compensar con las nuevas especies arbóreas que se planten en el lugar, entre ellas palmeras, o con zonas verdes en otros espacios de la ciudad.

En cuanto a la posibilidad de encontrar restos arqueológicos, el arquitecto de La Academia, Salvador Cortés, ha subrayado que, a iniciativa del Málaga, la zona inicial de vigilancia se ha ampliado finalmente a toda la parcela en obras y ha recordado que, en el momento en el que la arqueóloga detecta la presencia de posibles restos, se paraliza el trabajo para analizar su importancia. Según ha precisado, la cimentación para las construcciones que implica el proyecto no profundizará más allá de un metro y medio aproximadamente. Además, habrá zonas en las que, al contrario, deberán realizarse aportes de tierra para nivelar el suelo.

Cortés ha recordado igualmente que la intervención de dispone del permiso de la Junta en materia de inundabilidad, y de los informes positivos del área de Movilidad en materia de tráfico. Según ha detallado, está prevista la ampliación a dos carriles por sentido del vial que discurre al norte de la Academina y que será su principal eje de acceso desde la rotonda de Guadalmar y la del campo de golf. No obstante, esa ampliación no se hará en esta primera fase, ya que corresponde a la urbanización del conjunto de Arraijanal que acuerden el Ayuntamiento y la Junta. La fundación del club se limitará a mejorar la calzada con la capacidad que tiene actualmente, de un carril por sentido.

Asimismo, desde el club han remarcado que la instalación va a tener «un impacto acústico mínimo y a horas razonables», y han reiterado que la fundación que la promueve no tiene un ánimo de lucro y está obligada a destinar los beneficios que pudiera obtener a la promoción del deporte base malagueño. Además, en el caso de que cambie la presidencia del Málaga, se produciría automáticamente el relevo en la presidencia de la fundación, ya que está establecido que su máximo responsable sea el que encabece el club. Los primeros beneficiados por La Academia serán los 840 niños y niñas que componen la cantera del equipo y que, actualmente, tienen que disputar sus partidos en una decena de campos cedidos por otras entidades deportivas de la ciudad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos