El Consejo Social aplaza su decisión sobre la torre del Puerto a una sesión monográfica

Un momento de la reunión de ayer. :: ñito salas/
Un momento de la reunión de ayer. :: ñito salas

El alcalde se compromete a convocar esta cita, solicitada por numerosos agentes sociales, antes de finales de enero

IGNACIO LILLO MÁLAGA.

El Consejo Social aplaza su decisión sobre la torre del Puerto a una sesión monográfica. El alcalde, Francisco de la Torre, se comprometió a convocar esta cita, que fue solicitada por numerosos agentes sociales, antes de finales de enero. La reunión de ayer concluyó con un acuerdo general para mantener vivo el debate en el seno de este órgano consultivo. En su informe inicial, Juan Cobalea, responsable de la mesa de trabajo de proyectos singulares, puso de relieve la existencia de opiniones a favor y en contra, así como de propuestas que ya se habían producido de más participación, e incluso de elevar la cuestión a una consulta popular.

Entre las intervenciones más destacadas estuvo la de Pedro Moreno Brenes, exportavoz del grupo municipal de IU en el Consistorio, quien pidió a los presentes que el debate no entre en la «dinámica de crispación», que, a su juicio, comienza a manifestarse; y pidió «respeto» tanto para los que están a favor como en contra. «Con crispación los argumentos no se oyen», afirmó. El profesor universitario se posicionó de manera contraria y respaldó la idoneidad de una consulta ciudadana. En cambio, Felipe Romera, director del PTA, se mostró a favor del hotel y reclamó a los miembros del Consejo «capacidad de síntesis» para determinar si realmente puede ser bueno o malo para Málaga. Al respecto, reclamó un informe de impacto económico sobre la ciudad.

Fernando Muñoz, secretario general de CC OO, lo rechazó por su impacto para el tráfico de mercancías y sobre las actividades industriales netamente portuarias. En respuesta, el regidor destacó los vínculos que el futuro alojamiento tendría con los cruceros, en la medida en que puede incentivar que Málaga sea puerto base para estos buques. Antonio Solano, de UGT, criticó que se producirá una grave saturación de tráfico en la zona, especialmente en días de gran afluencia crucerística. Mientras que Antonio Fuentes, presidente de la federación vecinal Cívilis, reivindicó mayor participación ciudadana en la toma de decisiones.

La reunión se cerró con un acuerdo unánime para pedir a la Junta que realice un centro hospitalario en la zona Este

En el plano netamente político, Eduardo Zorrilla, portavoz de IU-Málaga para la Gente, propuso que a la próxima sesión se invite a representantes de colectivos para que expongan sus ideas. Ysabel Torralbo, portavoz de Málaga Ahora, abogó por ampliar el debate a la integración puerto-ciudad, donde el hotel es una parte de este proceso. Mientras que Sergio Brenes, viceportavoz del PSOE, extendió aún más el ámbito de la reflexión, a los suelos logísticos que están pendientes de desarrollar en el área de Campanillas; y abogó por contar con los responsables de la Autoridad Portuaria en la próxima reunión en la que se abordará la cuestión de la torre.

Por otra parte, la reunión de ayer se cerró con un acuerdo unánime para pedir a la Junta que realice un centro hospitalario en la zona Este. Al respecto, el portavoz del PSOE, Daniel Pérez, manifestó su apoyo a «una instalación sanitaria que dé respuesta a las necesidades específicas de la distrito, en la forma que sea necesaria, sobre todo para las urgencias». Además, recordó que antes de acometer el nuevo gran hospital junto al Materno se debe resolver la llegada del metro, para garantizar la movilidad en la zona.

Fotos

Vídeos