El consejero de Economía aboga por conseguir una sociedad y una cultura emprendedoras

Fernando González

Arellano destaca que la Ley del Emprendimiento incluye 15 medidas de apoyo directo para proyectos

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZMálaga

El consejero de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía, Antonio Ramírez de Arellano, ha aprovechado su presencia y participación en la mesa redonda celebrada en Málaga '25 años del Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) ¿y los próximos 25?', seminario que se desarrolla dentro de los cursos de verano la UMA, para declarar que la Ley del Fomento del Emprendimiento que se presenta este miércoles en el Parlamento andaluz incluye medidas de apoyo directo a los emprendedores con el objetivo de conseguir “una sociedad y una cultura emprendedora que se pueda ejercer por los ciudadanos en igualdad de oportunidades y una condiciones de la mayor certidumbre y solvencia para sus proyectos”. Entre las medidas que contempla la normativa está la asistencia para hacer planes de negocio, el acceso a la financiación y la formación adecuada.

Según Arellano, los objetivos fundamentales de este proyecto de ley andaluza son generar sistemas que permitan a las personas contar con la formación y el asesoramiento adecuado para garantizar el éxito de sus iniciativas y asegurar el acceso a la financiación y a la innovación.

Según el consejero, Andalucía tiene en esto un reto importante, ya que el tejido empresarial de la comunidad está compuesto fundamentalmente por pequeñas empresas y microempresas. destacando que la Junta "se posiciona en relación con la asistencia que presta a estas personas", que buscan "materializar sus ideas emprendedoras y poner en marcha sus empresas".

El titular de Economía y Conocimiento de la Junta se ha querido mostrar optimista sobre si las instituciones están o no preparadas para afrontar el futuro y ha señalado que la administración debe facilitar el acceso a la innovación, como reto clave para afrontar el futuro, un futuro que ha señalado “pasa por conectar la economía y el conocimiento. Debemos concienciar sobre lo que significa la innovación”.

Para Arellano, se ha avanzado mucho en estos últimos 25 años. “Las fortalezas son notables y se han generado las fortalezas para ello”. En este sentido, ha puesto como ejemplo la evolución que ha experimentado el propio Parque Tecnológico de Andalucía (PTA), que cuenta con 600 empresas, 17.000 trabajadores, f1.700 millones de euros de facturación en 2015 y 1.500 personas trabajando en I+D+i.

El consejero ha considerado fundamental la inversión pública en innovación. Si embargo, ha declarado que es importante que las empresas empiecen a ver también la ciencia básica generadora de conocimiento como investigación útil. Por ello ha abogado porque la innovación esté ligada a los planes de inversión de las empresas y ha insistido en que “la innovación debe formar parte de nuestra cultura”.

Para el rector de la UMA, José Ángel Narváez, aunque el futuro es desconocido y las olas de innovación duran cada vez menos tiempo, en sus opinión se debe trabajar en la línea de generar conocimiento para formar a las personas y que sea útil a la sociedad. “Trabajamos para formar a profesionales con conocimiento que busquen empleo y también lo creen empleo”. El rector ha manifestado que desde la UMA y las administraciones se deben facilitar las herramientas a los estudiantes para que se desarrollen en un mundo cambiante.

El presidente de la Diputación, Elías Bendodo, que también ha participado en la mesa redonda, ha manifestado que las administraciones públicas de hoy no se parecerán en nada a las de los próximo 25 años. “Creo que van a tener menos competencias. Creo que no las vamos a poder mantener. Serán más pequeñas y con menos duplicidades”, ha señalado, a la vez que ha considerado que definir las competencias de las administraciones será clave.

Bendodo ha manifestado que las administraciones deben ser una institución facilitadora para las empresas, un colaborar necesario para facilitar la innovación y el desarrollo. El dirigente del PP en la provincia ha abogado asimismo por empoderar a los empleados públicos para que sean más emprendedores.

Por su parte, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha defendido una mayor descentralización en favor de las administraciones más cercanas al ciudadano, por ser las que están más cerca de la gente y las que pueden facilitar la participación y la gobernanza. Assimismo ha incidido en al necesidad de ser más competitivos en educación, un reto que ha calificado de “inaplazable y urgente. El objetivo debe ser una educaciópn de excelencia dodne nadie se quede atrás para que se puedan abordar los retos”, ha asegurado.

Asimismo, De la Torre se ha preguntado si la educación que se imparte en la actualidad sirve a la empresas. “Tenemos compañías que necesitan trabajadores preparados que no tenemos y que se van fuera a buscarlos”.

El regidor malagueño ha apuntado también que las administraciones deben anticiparse a los cambios, porque los retos son numerosos en el nuevo mundo digital.

Fotos

Vídeos