Conseguir una mesa para comidas de Navidad en el Centro de Málaga, misión imposible

Un grupo de amigos, de celebración ayer en el Centro. /Fernando González
Un grupo de amigos, de celebración ayer en el Centro. / Fernando González

Las reservas de celebraciones de empresas crecen un 15%

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

Si eres de los que están pensando en salir a comer o cenar a la calle con los amigos durante estas fiestas y aún no tienes el sitio reservado, no esperes ni un segundo más y coge el teléfono. Y es que encontrar una mesa libre en el Centro durante los días clave de la Navidad se ha convertido en una misión imposible. Ya sea por las comidas de empresa o las de amigos, localizar un restaurante durante el puente o cualquiera de los fines de semana hasta que termine diciembre se antoja una quimera.

Sin lanzar las campanas al vuelo, el sector hostelero encara la llegada de las navidades y el regreso de los grandes grupos con entusiasmo. El presidente de la asociación Mahos, Jesús Sánchez, explica que las comidas incluso se han adelantado un poco, ya que muchas se celebraron durante el pasado fin de semana. Aunque lo mejor para ellos es que se nota más alegría en el gasto. «El presupuesto es un poco más alto porque los menús se sitúan entre 25 y 35 euros».

Noticia relacionada

Este empresario advierte de que apenas quedan mesas disponibles entre semana y reconoce que durante los fines de semana es bastante complicado encontrar algo para grupos. «Lo que notamos es que las mesas son cada vez menos de empresas y más de grupos de amigos, por lo que suelen ser algo más pequeñas».

Aunque es complicado ponerle números a ese crecimiento, José Gómez, propietario del grupo La Reserva, empresa con cuatro restaurantes en el Centro, apunta que las comidas de empresa han crecido un 15% respecto al año pasado. Y lo que es mejor, el ticket medio ha subido y el consumo ya se asemeja al registrado en el año 2010. «Los clientes son cada vez más exigentes y eligen menús más elevados».

Los hosteleros apuntan a un aumento del ticket medio, que se sitúa en los niveles de 2010

A su juicio, el Centro es el lugar estrella para estas fechas porque los clientes lo tienen todo a mano, ya sea para dar un paseo para ver la iluminación tras la comida, hacer algunas compras en los negocios o tomar copas en las discotecas. «El Centro está muy bien y ha quedado muy bonito, por lo que a toda la gente le gusta venir más en estas fechas», resume.

El auge de las comidas de Navidad y empresa no sólo resulta positivo para los restaurantes, que logran aumentar la caja en la víspera de Año Nuevo. La gran afluencia de personas también permite generar un movimiento económico que irradia a otros sectores como los bares de copas, el textil o el transporte. El caso más claro es el de las discotecas, que durante estas fechas adelantan su apertura a las 15.30 horas para captar a quienes salen de los restaurantes.

Barra libre en restaurantes

El vicepresidente de la Federación Andaluza de Discotecas y Salas de Fiesta, Juan Rambla, afirma que estas fechas también son muy positivas para ellos porque les permite casi recuperar las ventas del verano. Aunque lamenta que cada vez más restaurantes ofrecen opción de copas e incluso barra libre, agradece que muchas de estas personas terminen en los negocios de la noche. «Se trata de una ayuda muy buena para nosotros». Al igual que el responsable de los hosteleros, Rambla reconoce que el pasado fin de semana ya registraron una gran ocupación y que esperan repetirla tanto durante el puente como el resto de fines de semana hasta que acabe el año. «Se nota que hay mucha gente; ya no sólo malagueños sino también turistas que aprovechan para conocer Málaga».

Las discotecas abren ya desde las 15.30 horas para aprovechar las comidas de empresa

Y ya puestos a celebrar, los empresarios con tiendas en el Centro también se han subido este año a esta ola festiva. María José Valenzuela, presidenta de la asociación de comerciantes del Centro Histórico, explica que estas semanas hay más trabajo y más demanda por parte de los clientes. «Quien sale de comida de empresa o con amigos quiere llevar un modelito nuevo o estrenar complementos», opina.

Esta empresaria detecta que cada vez se celebran más comidas de grupos de amigos, por lo que la ropa de fiesta es la que más se adquiere durante estas fechas. «No sólo se compra ropa para las fiestas de Nochevieja; las celebraciones también generan un movimiento en el sector de las tiendas».

Algo parecido les ocurre a los taxistas, negocio paralelo que también se beneficia de estas comidas. El presidente de la asociación de autónomos Aumat, José Royón, apunta que para ellos también son fechas muy importantes durante las que trabajan mucho, sobre todo por las noches de los fines de semana y en el Centro. «Parece que la gente está cada vez más concienciada de dejar el coche en casa cuando sale por la noche», sostiene.

Temas

Málaga

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos