Conejo saca la artillería contra el PP y Ciudadanos en la Diputación

Comparecencia de los diputados socialistas malagueños. /SUR
Comparecencia de los diputados socialistas malagueños. / SUR

El portavoz socialista denuncia «el desgobienro», acusa a Elías Bendodo de ser «un presidente a la fuga» al estar volcado en su campaña como candidato a la Alcaldía de la capital y reprocha a la formación naranja ser «cómplice» de las políticas de la derecha y de no haber contribuido al cambio político

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

Además de las comidas familiares, las felicitaciones y los turrones, en las fechas de la Navidad son habituales que las instituciones y los partidos políticos hagan balance del año que concluye. Eso ha hecho esta mañana el grupo del PSOE en la Diputación de Málaga, donde han comparecido su portavoz, Francisco Conejo, acompañado de sus compañeros de bancada -entre ellos Irene Díaz, de Benalmádena, la última en incorporarse en sustitución de Eva Rodríguez, que dejó el cargo la pasada semana por motivos profesionales- y donde han sacado la artillería contra la gestión del PP en la institución provincial y el papel de “cómplice” de Ciudadanos. Y es que 2018 está a la vuelta de la esquina y es un año preelectoral por lo que hay que empezar a calentar motores con la vista puesta en las municipales de 2019.

Conejo ha afirmado que este 2017 ha sido un año de “desgobierno, parálisis e incumplimientos” en el ente supramunicipal y ha acusado a Elías Bendodo de ser “un presidente a la fuga” y que tiene a la Diputación “como segundo plato” ya que se ha volcado en su campaña para intentar ser candidato a la Alcaldía de Málaga. “De la guerra abierta con Francisco de la Torre (alcalde de la capital) parece que Bendodo ha salido perdedor y ahora pretender regresar a esta institución, pero de mala manera porque a Bendodo nunca le ha interesado la Diputación sino como plataforma y trampolín político para sus propios intereses”, ha afirmado.

A ello se une, según el portavoz socialista, que su vicepresidente primero, Francisco Salado, está más centrado en su labor como alcalde de Rincón de la Victoria y su vicepresidenta tercera y responsable de la macroárea de Economía y Hacienda, Francisca Caracuel, en sus competencias como concejala de Urbanismo en Marbella.

Francisco Conejo ha sostenido que la Diputación da, un año más, la espalda a los principales problemas de los malagueños. Así ha recordado que no se ha aprobado el presupuesto del Consorcio Provincial de Bomberos; continúa la falta de recursos y medios para el Patronato de Recaudación Provincial; no se ha puesto en marcha ningún plan de empleo; se han abandonado las políticas sociales; las carreteras siguen siendo “las grandes olvidadas”; y la discrecionalidad y el clientelismo siguen siendo “las grandes señas de identidad” de la gestión de los populares en la institución provincial.

Asimismo, Conejo ha denunciado que el de 2018 es “un mal presupuesto” para Málaga y ha recordado “grandes fiascos” del presidente de la institución como el Museo Taurino y otros que, a su juicio, están a punto de serlo como el Basque Culinary Center o el Centro de Estudios Americanos Bernardo de Gálvez. “Bendodo sólo se dedica a los grandes anuncios mientras las cuestiones de la Diputación las tiene abandonadas”, ha apostillado.

De esta situación, Francisco Conejo ha acusado a Ciudadanos de ser “cómplice” de que la Diputación esté “paralizada” y de las políticas de derecha que se desarrollan desde la institución provincial al “regalar” su apoyo a los presupuestos provinciales de 2018.

“Que el PP esté a día de hoy tan cómodamente instalado en la Diputación de Málaga haciendo dejación de funciones tiene un único responsable: Ciudadanos. Los dos diputados de Ciudadanos en la Diputación han conseguido difuminarse entre los 15 diputados que tiene el PP en la institución. En los plenos son intercambiables. Cuando intervienen, uno no sabe si quien lo hace es un diputado del PP o de Ciudadanos. El PP ha acabado engullendo a Ciudadanos en la Diputación”, ha sostenido.

Conejo se ha mostrado pesimista y ha dicho que en 2018 las políticas del cambio no llegarán a la institución provincial porque Ciudadanos “no ha querido en estos años que el cambio llegue a la Diputación”.

Por ello, el portavoz socialista ha asegurado que el PSOE es “la única alternativa viable” para lograr una Diputación centrada en la cooperación y asistencia a los pequeños y medianos municipios, la vertebración y la cohesión de la provincia y garantizar la igualdad de oportunidades de los malagueños vivan donde vivan.

En este sentido, Conejo ha anunciado que los socialistas se centrarán en 2018, año pre-electoral, en presentarse como esa única alternativa y en recorrer los 103 municipios para explicar las políticas del equipo de gobierno del PP y de su socio, Ciudadanos, con el objetivo de prepara el camino para que en las elecciones municipales se produzca “el gran cambio” en la Diputación de Málaga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos