Un conductor protagoniza una persecución tras darle el alto por ir hablando por el móvil

Estado en el que quedó el vehículo que conducía el detenido. / SUR

En su huida de la Policía Local circuló en sentido contrario, chocó contra otros coches y estuvo a punto de atropellar a varios peatones

ALVARO FRÍAS y JUAN CANOMálaga

No se imaginó que el coche que circulaba junto a él era un vehículo camuflado de la Policía Local de Málaga. Los agentes, que iban vestidos de paisano, vieron como el joven que se encontraba al volante conducía mientras hablaba por el teléfono móvil. Además, ni él ni las otras dos personas que le acompañaban en el turismo llevaban puesto el cinturón de seguridad. El turismo tampoco tenía la ITV en vigor. Según explicaron desde el citado cuerpo de seguridad, son los motivos que llevaron a los funcionarios a darle el alto, sin embargo, no fue más que el comienzo de una espectacular persecución que discurrió por las calles de la capital.

El suceso tuvo lugar el pasado jueves. Sobre las 13.50 horas, al observar la escena anteriormente descrita y a la altura de la calle Virgen de la Fuensanta, los agentes se identificaron como policías y le hicieron señales al conductor para que se detuviera. En ese momento, escucharon a uno de los pasajeros que gritó: «La policía».

Entonces el vehículo aceleró bruscamente y se saltó un semáforo en rojo en el cruce con avenida de La Aurora. Desde la Policía Local aseguraron que el sospechoso realizó una conducción agresiva, golpeando a otros coches que circulaban para abrirse paso, circulando a gran velocidad y en sentido contrario, por lo que los agentes le siguieron a una cierta distancia y alertando a otras patrullas, indicándoles la dirección de la huida.

Recorrido de la persecución.
Recorrido de la persecución. / SUR

Al parecer, el joven llegó a circular por encima de la acera, en dirección contraria por la avenida de Andalucía y también golpeó coches estacionados y que circulaban, así como estuvo a punto de atropellar a varios peatones. De hecho, tres mujeres precisaron asistencia médica y ser trasladadas hasta un centro sanitario con crisis de ansiedad.

El seguimiento del vehículo concluyó en la calle Escultor Palma Burgos. Allí, el turismo colisionó contra varios coches y luego embistió la patrulla de la Policía Local que se había situado detrás del mismo para evitar que continuase con la fuga. Fue entonces cuando comenzó otra nueva persecución, esta vez a pie.

Huida a pie

Los agentes lograron alcanzar a los dos acompañantes, dos jóvenes de 17 y 18 años, que ofrecieron una fuerte resistencia ante los policías. Siempre según indicaron desde la Policía Local, el conductor, un malagueño de 23 años, fue localizado cuando se escondía tras un seto bajo el puente de las Américas. Supuestamente, golpeó al funcionario que le detuvo.

Tras el arresto, los policías comprobaron que no tenía el carné, ya que no se lo había sacado nunca. Al final, quedó como detenido por dos delitos contra la seguridad vial –uno por conducir de forma temeraria y otro por hacerlo sin permiso de conducir–, además de otros de daños y de resistencia grave a agentes de la autoridad. Los dos acompañantes fueron acusados de este último delito.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos