Conductas por las que te pueden multar en Málaga... aunque rara vez la policía multe

Las ordenanzas municipales tipifican como infracciones numerosos comportamientos. La realidad es que pocas veces se sancionan

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

Las ordenanzas municipales están repletas de conductas tipificadas como infracciones para garantizar la convivencia ciudadana y el respeto al espacio público. Algunas son más graves y otras menos, pero la realidad es que no todas se persiguen de igual forma. En el caso de Málaga, hay algunos comportamientos que, aunque normativa en mano son punibles, en raras ocasiones la Policía Local se detiene a denunciar al infractor, bien por la dificultad de pillarle 'in fraganti' bien porque los agentes se dedican a controlar otras infracciones. Estos son algunos ejemplos de conductas relativamente cotidianas por las que te pueden multar en la ciudad de Málaga, aunque en la práctica apenas se sancione.

Tirar los muebles a deshoras

La ordenanza de limpieza y gestión de residuos es clara a la hora de calificar, como infracción leve y penalizada con hasta 750 euros, dejar los muebles y demás enseres junto a los contenedores otro día que no sea el indicado en el cartel. Sin embargo, aunque la presencia de enseres es habitual en muchos barrios, la realidad es que hasta la fecha no se ha impuesto ninguna denuncia. Al menos, de momento, porque el Área de Sostenibilidad Medioambiental ya ha pedido por escrito a la Policía Local una mayor implicación para combatir estas conductas tras constatar que hay 136 puntos negros en la ciudad donde se acumulan muebles en la calle.

La basura también tiene un horario

Por muy a mano que tengamos el contenedor, la normativa municipal establece un horario para depositar la basura. Si los contenedores son soterrados -la mayoría están en el Centro- el horario es ininterrumpido de 9.00 a 22.00 horas. Pero para los que están en superficie, que son la práctica totalidad, sí que hay que amoldarse al horario establecido: de 21.00 a 23.00 horas si la recogida es nocturna y desde las 23.00 hasta el momento de pasar el camión si es diurna. Su incumplimiento tiene la consideración de infracción leve, con una multa de hasta 750 euros.

Las macetas del balcón se riegan por la noche

Quienes tengan plantas en su balcón deben tener en cuenta que, al objeto de evitar molestias a los transeúntes, la ordenanza de limpieza establece que debe realizarse por la noche (de 23.00 a 8.00 horas) si uno no quiere exponerse a ser denunciado con una sanción de hasta 750 euros.

Ojo con grabar las iniciales o un corazón en un árbol

Dejar nuestra rúbrica o grabar un romántico corazón en la corteza de un árbol puede salir caro. Al igual que talar, zarandear o cortar las ramas está penalizado como infracción grave (entre 750 y 1.500 euros), la normativa municipal también prohíbe grabar o raspar la corteza. No parece probable que un agente penalice tal alarde de romanticismo, pero nunca se sabe.

La música y los juegos en la playa, con moderación

La moderación es una virtud en las playas para evitar molestias al resto de bañistas. Tumbarse a tomar el sol con la música a tope o jugar a la pelota en la orilla por muy repleta que esté son conductas que pueden ser penalizadas con 300 euros. En las playas de Málaga está prohibido el uso de aparatos de radio e instrumentos musicales que puedan molestar, siempre que superen unos determinados niveles de ruido.

El azufre para evitar orines de perros, prohibido e ineficaz

El uso de polvos de azufre para impedir que los perros orinen junto a un portal o en la fachada de un comercio se basa en la creencia popular de que tiene efectos disuasorios, pero a día de hoy no hay ninguna evidencia científica de su eficacia. Lo que sí está probado es que puede resultar tóxico tanto para el animal como para un niño que pueda tocarlo, de ahí que esté prohibido. Antes de la entrada en vigor de la nueva ordenanza municipal de Bienestar, Protección y Tenencia Responsable de Animales a finales de abril no había una prohibición expresa, pero sí que podría penalizarse a través de la norma que prohíbe cualquier conducta que pueda ir en detrimento de la limpieza y salubridad de los espacios públicos. Ahora, con el nuevo texto, el esparcimiento de azufre u otras sustancias tóxicas en la vía pública usadas como repelente de animales tiene la consideración de infracción leve (entre 75 y 500 euros).

Fotos

Vídeos