Condenado a nueve meses de cárcel por agredir a una médico con un extintor

El hombre irrumpió en una consulta después de haber solicitado ser atendido en su domicilio por haber ingerido «varios litros» de alcohol

ALBERTO GÓMEZ BENALMÁDENA.

Un hombre ha sido condenado a nueve meses de prisión por agredir con un extintor a una médico de familia en el Hospital de Alta Resolución de Benalmádena. Los hechos tuvieron lugar en la madrugada del sábado al domingo, cuando el individuo llamó al servicio de Salud Responde solicitando ser atendido en casa por estar bajo los efectos del alcohol tras haber ingerido varios litros de cerveza y otras bebidas. Ante la respuesta del servicio, que le comunicó que su caso no tenía prioridad, el hombre se presentó en el centro hospitalario. Allí, después de ser valorado mediante el protocolo habitual, se le indicó que pasara a la sala de espera para ser atendido. Después, descolgó un extintor de la pared e irrumpió en una consulta, donde roció con la sustancia del aparato a una médico y a un paciente.

La médico presionó el botón del pánico y pidió auxilio «a gritos» mientras el hombre exclamaba que tenía derecho a ser atendido. El agresor se dirigió a la sala de espera y roció a otras personas antes de la llegada de los vigilantes de seguridad, que lo redujeron. La médico y varios pacientes sufrieron picores en los ojos y la piel por los efectos irritantes y tóxicos del líquido de extinción de incendios. En un juicio rápido, el hombre ha sido condenado a nueve meses de cárcel, una multa de 300 euros y una indemnización de 250 euros a la víctima.

El Sindicato Médico de Málaga (SMM) aplaudió ayer «la celeridad y contundencia» de la actuación judicial. La facultativa interpuso una denuncia en el servicio de atención al médico agredido del Colegio de Médicos de Málaga. Desde el SMM recuerdan que el sindicato ofrece servicios jurídicos a los profesionales por este tipo de casos y condenan cualquier tipo de agresión verbal o física. «Hay que denunciar estos casos. Se está perdiendo el norte en los centros de salud y los hospitales, donde cada vez llegan más casos de personas que enarbolan derechos pero no conocen sus deberes como ciudadanos. Cada vez escasea más la educación y el respeto al trabajo de los profesionales», asegura la médica agredida.

El hombre roció con líquido extintor a una médico después de que el servicio rechazase atenderlo a domicilio Ha sido condenado a nueve meses de cárcel y una multa económica en un juicio rápido

No es la primera agresión que se produce en el Hospitañ de Alta Resolución de Benalmádena. Un enfermero fue golpeado por un joven de 19 años cuya pareja estaba siendo atendida. El agresor «no aceptó las normas de intimidad y confidencialidad» del hospital y se mostró «muy agresivo» cuando el enfermero le pidió que acudiera a la sala de espera mientras atendía a su pareja. Sin mediar palabra, propinó un cabezazo y profirió «insultos y amenazas» al profesional, que denunció los hechos. El asunto llegó a requerir la intervención de la Policía Local.

Desde la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía señalan que en estos casos se activa el protocolo contra las agresiones a profesionales sanitarios y muestran «su rechazo y repulsa» ante estas situaciones.Por su parte, desde el sindicato de enfermería Satse inciden en la necesidad de realizar «una reflexión por parte de la ciudadanía para que no se pierdan las formas y normas sociales cuando acuden a un centro sanitario». El sindicato reclama «una mayor comprensión y respeto hacia los profesionales sanitarios», destacando que estos trabajadores «se esfuerzan la máximo para realizar una labor encomiable».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos