Compartir lo que realmente importa

La organización Manos Unidas también desarrolla proyectos en Malawi. :: surManos Unidas ayuda este año al Christ Hospital de Maharashtra. :: sur/
La organización Manos Unidas también desarrolla proyectos en Malawi. :: surManos Unidas ayuda este año al Christ Hospital de Maharashtra. :: sur

Manos Unidas organiza este fin de semana su Campaña contra el Hambre para reclamar el Derecho a la Alimentación en todo el planeta

ENCARNI LLAMAS

málaga. Cada año, el segundo fin de semana de febrero, Manos Unidas nos invita a participar en su Campaña contra el Hambre, para la que han elegido el lema 'Comparte lo que importa'. Es ya el último año del trienio 'Plántale cara al hambre', cuyo objetivo es «disminuir el hambre en el mundo y reforzar el Derecho a la Alimentación de las personas más pobres y vulnerables del planeta».

Con la popularización de 'wasap' y otras redes sociales, compartimos fotos, pensamientos, mensajes, vídeos, artículos, noticias, chistes, hilos... En la campaña de este año, Manos Unidas nos invita a compartir lo que de verdad importa. Hoy, domingo 11 de febrero, se hará en las parroquias y templos de la diócesis una colecta extraordinaria que se destinará a los proyectos de Manos Unidas. Los colegios y otras instituciones también están organizando actos durante este mes de febrero con el mismo objetivo. «Este año, Manos Unidas quiere hacernos caer en la cuenta de que 'compartamos' porque, 'Compartir lo que importa' es poner en común nuestra vida, nuestros bienes y nuestro compromiso por un mundo mejor, donde cada persona pueda vivir feliz según su dignidad», explica la presidenta de Manos Unidas Málaga.

En estos primeros días de la campaña, el equipo de Manos Unidas de Málaga ha contado con el testimonio de una misionera que conoce de cerca los proyectos de Manos Unidas. Es la hermana Amalia García Mendoza, Misionera de Nuestra Señora de África (Hermanas Blancas), a la que han acompañado a diversos medios de comunicación y centros educativos, para que explicará su vida en misión y la ayuda prestada por Manos Unidas en el Congo, en concreto, en la diócesis de Kalemie, a la que ella pertenecía.

Manos Unidas Málaga se propone este año mejorar las condiciones sanitarias en Maharashtra (India)

También en swahili

Amalia García ha servido durante 35 años en la República Democrática del Congo (África), por lo que conoce a la perfección el swahili y que traduce en el titular el lema de Manos Unidas: «Upane iayokuwa lazima» ('Comparte lo que importa'). Un problema de salud la trajo a Málaga hace unos años. Ella ha conocido de primera mano el trabajo de Manos Unidas a través de sus proyectos.

«He estado 35 años en la República Democrática del Congo, antiguo Zaire (y antes que Zaire se llamaba también Congo). Llegué por primera vez en el año 1970 y regresé de allí en 2008. De 1984 a 1987 también estuve en Málaga, dedicada a la animación misionera. En el Congo me interesé por los proyectos de Manos Unidas y animé a los responsables de las diócesis a presentarlos. Incluso vine con tres proyectos que me dio el obispo de Kalemie (África)», explica García, que habla sobre su compromiso.

«Desde muy joven miraba la vida de la gente y me parecían injustas las desigualdades. Que hubiera gente que trabajara por salarios de miseria, incluso algunos solo por la comida, me apenaba sobremanera. En mi familia, sobre todo mi madre, se vivía en un ambiente de fe y oración. Fue ahí, en el testimonio de mi madre y en sus explicaciones sobre lo que era un misionero y una misionera, donde sentí el deseo de ser misionera. Lo que primero fue un deseo después se convirtió en una escucha atenta a lo que Jesús me pedía: consagrarle mi vida a Él y a la Misión. A los más desfavorecidos. Los mejores años de mi vida los he pasado en el Congo, compartiendo con esta gente maravillosa alegrías, penas, preocupaciones, fe, compromiso...», señala

Ayudar desde aquí

Amalia García asegura que se puede ayudar desde Málaga «abriendo los ojos y mirando todo lo que pasa en el mundo, cuánta gente sufre porque le falta lo más básico como es la comida, la salud, la educación... Mientras se tira comida, se gasta en lo que no es necesario y, aún peor, se deja a países sin sus recursos, sin sus tierras... Tenemos que comprometernos a luchar contra las injusticias, contra las desigualdades, contra todo lo que deshumaniza e hiere el rostro del otro creado a imagen de Dios. Con los que nos vienen de fuera huyendo de la muerte o del hambre, abrirles los brazos y el corazón para que puedan integrarse, encontrar humanidad y cariño. Ellos nos pueden dar lecciones de humanidad y acogida. Lo digo por experiencia».

Sobre el lema de la campaña de Manos Unidas, Amalia García afirma que «'Compartir lo que importa' es compartir lo que más queremos, lo que nos hace felices, lo que es un valor, compartir también nuestro tiempo, nuestro deseo de comunión y, ¿por qué no? dar unos años de nuestra vida al servicio de la Misión de Jesús que es universal».

Entre los proyectos acogidos por Manos Unidas en Málaga este año, uno se llevará a cabo en India (Maharashtra) y consistirá en la mejora de las condiciones sanitarias de la población rural. Proyecto coordinado por Manos Unidas y los Carmelitas de María Inmaculada. El presupuesto del proyecto es de algo más de 50.000 euros, con los que se realizarán campañas médicas en 21 internados para 1.400 niños, en 20 pueblos y 20 'slums' del distrito de Chandrapur y para 3.150 ancianos; además se adquirirán equipos para el Christ Hospital y se instalará un centro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos