Comienzan a declarar los bomberos de Málaga de descanso que no se incorporaron tras ser requeridos

Efectivos de Bomberos, esta mañana a las puertas del Palacio de la Justicia de Málaga./SUR
Efectivos de Bomberos, esta mañana a las puertas del Palacio de la Justicia de Málaga. / SUR

El 27 de junio se registraron cinco incendios de manera casi simultánea y de los 61 efectivos de descanso sólo se incorporó uno

Alvaro Frías
ALVARO FRÍAS

Esta mañana han comenzado a declarar ante el juez del Juzgado de Instrucción número 7 de la capital los 60 bomberos de la capital que, estando de descanso, no se incorporaron tras ser requeridos al registrarse cinco incendios casi de forma simultánea. Según el auto emitido, al que ha tenido acceso este periódico, se les llama en calidad de investigados por los supuestos delitos de abandono de servicio público y denegación de auxilio.

Los hechos que se investigan tuvieron lugar el martes 27 de junio, cuando en apenas unas horas se originaron cinco incendios (La Corta, Campanillas, Asperones, Monte Dorado y Atabal) y se tuvo que pedir ayuda al Consorcio Provincial de Bomberos y al Infoca para poder atender todas las emergencias porque de los 61 efectivos que, estando de descanso, fueron telefoneados para ser movilizados sólo se incorporó uno.

Según el informe emitido ese día por el jefe de guardia, de todas las llamadas que se realizaron entre las 13.25 y las 20.05 horas para cubrir distintas incidencias, 12 manifestaron que no podían por diversos motivos (obras en casa, tener que cuidar a los niños, llevar al padre al médico,...), otros tres alegaron que estaban fuera de Málaga, dos estaban de baja, uno declinó acudir y, al margen del que se incorporó, los 42 restantes no sólo no cogieron el teléfono sino que ninguno de ellos devolvió la llamada.

Fuentes sindicales achacan lo ocurrido a la «desorganización que sufre el servicio y a la pésima gestión de sus medios que se llevan años denunciando». Han explicado que esta situación se manifestó en esta ocasión en la imposibilidad de movilizar a más medios por la falta de un procedimiento establecido para estas circunstancias. «Mientras que otras ciudades como Torremolinos o Sevilla cuentan con un sistema establecido para que bomberos fuera de servicio estén disponibles para incorporarse en caso de emergencia, los responsables en Málaga prefieren basar en la improvisación la respuesta ante estas situaciones», han apuntado.

En este sentido, las mismas fuentes han precisado que «no hay ninguna norma, reglamento o ley por el que los bomberos de Málaga estén obligados a estar pendientes del teléfono y disponibles las 24 horas del día los 365 días del año». «Aunque sea muy sugerente para algunos la idea de que los bomberos hemos desatendido nuestras obligaciones, esto es rotundamente falso y se verá en el juicio», han añadido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos