Los comerciantes exigen que se vuelvan a regularizar las rebajas

Gran ambiente de compras en el Centro. /Álvaro Cabrera
Gran ambiente de compras en el Centro. / Álvaro Cabrera

Consideran que quedan desvirtualizadas por otras promociones a lo largo del año y lamentan los daños que ocasionan al pequeño comercio

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

El inicio cada vez más temprano de las rebajas en múltiples franquicias y grandes cadenas comerciales ha provocado que el sector más tradicional diga basta. Tras cinco años de desregularización del periodo de descuentos, la Confederación Española de Comercio ha exigido la vuelta al modelo anterior, ya que el actual ha quedado desvirtuado por el elevado número de promociones a lo largo del año.

Los responsables del colectivo a nivel nacional consideran que el adelanto de los descuentos a los primeros días de enero fuerza a muchos pequeños y medianos comercios a hacer lo mismo, lo que les provoca grandes pérdidas. En palabras del presidente de la CEC, Manuel García-Izquierdo, «realizar estos descuentos en plena temporada otoño-invierno lastra nuestros márgenes y descalabra de manera irreparable el resto de la campaña».

Estas promociones adelantadas, que los propios comercios pueden calificar como rebajas desde julio de 2012, «afectan al concepto original de la campaña». Como explica Manuel García-Izquierdo, «si los consumidores adelantan sus compras ya desde diciembre, tendrán menos poder adquisitivo de cara a Reyes y a las rebajas de invierno».

Por eso, desde la Confederación vuelven a pedir a la Administración pública la necesidad de «establecer un período de rebajas perfectamente definido», como sucedía hasta hace cinco años. Con ello, afirman, se garantizaría una mejor promoción de las mismas y se pondría fin a la desorientación del consumidor, que ya no tiene claro en qué período es mejor hacer sus compras.

En la misma línea se manifiesta el presidente de la Federación de Comerciantes de Málaga, Enrique Gil, quien entiende que el adelanto de las rebajas sólo beneficia a los grandes operadores, que son los que cuentan con más stock y pueden jugar con los precios. «Para los pequeños comercios es un problema porque deben adelantar las rebajas cuando aún no han vendido ni lo de la temporada, por lo que los márgenes se reducen casi al mínimo», sostiene.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos