El colegio Lex Flavia suspende los entrenamientos por temor a otra denuncia vecinal por ruidos

Jóvenes del club Adesa, en las pistas del CEIP Lex Flavia.
Jóvenes del club Adesa, en las pistas del CEIP Lex Flavia. / SUR

Los equipos de baloncesto del club Adesa, de Salesianos, recuperaron la actividad el día 1, pero el Ayuntamiento no ha instalado la insonorización

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

Los entrenamientos de clubes deportivos vuelven a estar en peligro por los ruidos que generan y las denuncias de algunos vecinos. El colegio Lex Flavia Malacitana, en la zona de El Ejido, donde entrenan once equipos de baloncesto del club Adesa, del cercano colegio de Salesianos, suspenderá las actividades deportivas fuera del horario escolar, que se han retomado desde el 1 de enero. La razón es una nueva denuncia por ruido excesivo, que además se ha presentado por la vía penal, según ha podido conocer este periódico. Este centro, además, tiene abierto un expediente sancionador y se enfrenta a una multa de 12.000 euros por la denuncia de uno de los vecinos. Igual sanción se tramita en el caso del CEIP Revello de Toro, en la zona de Teatinos. En el caso del Puerta Oscura, sigue tramitándose el correspondiente expediente sancionador.

Fuentes municipales aseguraron ayer desconocer esta nueva denuncia contra el colegio de El Ejido. Pero, al mismo tiempo, confirmaron que las obras que se comprometieron a acometer, la insonorización de las pistas deportivas mediante la colocación de unos paneles acústicos, no se han acometido todavía. El presupuesto es de casi 100.000 euros y se ha estado buscando la partida presupuestaria oportuna para afrontar esta obra. El dinero saldrá finalmente del Plan de Inversiones Financieramente Sostenibles, pero aún no se sabe cuándo podría abordarse esta insonorización. No obstante, indicaron que es intención del Ayuntamiento «cumplir con su parte del acuerdo», alcanzado el pasado mes de junio con la Delegación de Educación, que consiste básicamente en la financiación municipal de las obras de insonorización en los tres centros afectados (el Lex Flavia, Revello de Toro y Puerta Oscura), mientras que Educación asumía el coste de ampliar el horario para el entrenamiento de los clubes, de 8 de la tarde a 10 de la noche.

Mientras llegan estas prometidas obras, los colegios están de nuevo en el centro de la polémica, ya que a ellos se dirigen las denuncias vecinales, aunque los entrenamientos se realizan fuera del horario escolar y por clubes municipales o de otros colegios. Con una amenaza de denuncia por lo penal, los colegios no se quieren arriesgar a nuevas sanciones, que pueden ser aún más graves, y ya el Lex Flavia va a paralizar los entrenamientos, una medida previa a la suspensión de toda actividad fuera del horario escolar.

El Ayuntamiento se comprometió a instalar paneles acústicos, una obra para la que aún no hay fecha

David Rodríguez, gerente del Adesa, la Asociación Deportiva Salesianos, confirmó conocer esta nueva queja vecinal, aunque ayer aún no había recibido notificación respecto a la decisión que tomará la Delegación de Educación.

Once, de los 15 equipos con que cuenta la asociación, entrenan en las instalaciones del Lex Flavia. Además, y en virtud del acuerdo alcanzado por el Ayuntamiento y Educación, desde el día 1 han estado entrenando hasta las 10 de la noche. Y los horarios de los equipos, según David Rodríguez, se han ajustado a esa disponibilidad de horarios, por lo que si se decidiera cerrar las instalaciones a las ocho de la tarde ya supondría un problema. Este año Adesa contará con casi 300 deportistas. Pero en el Lex Flavia también entrena una escuela municipal de baloncesto. Lamenta que la persona que ha denunciado de nuevo los ruidos «no pueda esperar» a que se realice la insonorización, y sospecha que el ruido «es una excusa para que no entrenemos». David Rodríguez lamentó que «después de trabajar sobre el tema y lograr que Ayuntamiento y Junta alcanzaran un acuerdo, volvamos a la misma situación». No poder utilizar las instalaciones del Lex Flavia les generaría un grave problema, ya que el colegio no tiene capacidad para que todos los equipos puedan entrenar.

Fotos

Vídeos