El Colegio de Arquitectos rechaza un hotel en el dique de Levante del puerto

El decano del colegio, Francisco Sarabia, con un antiguo plano del puerto, al fondo./Ñito Salas
El decano del colegio, Francisco Sarabia, con un antiguo plano del puerto, al fondo. / Ñito Salas

La entidad considera que no es el lugar adecuado para un establecimiento de esa «intensidad» y elude posicionarse sobre su impacto en el paisaje

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

El hotel de cinco estrellas gran lujo de 135 metros de altura, promovido por un grupo catarí que prevé invertir 120 millones de euros para acometer este proyecto en la plataforma del dique de Levante, afronta a partir de ahora unas semanas que serán decisivas para conocer si su tramitación urbanística es más o menos dilatada en el tiempo. La delegación de la Consejería de Medio Ambiente ya cuenta con informes para aclarar si el procedimiento ambiental iniciado para la modificación del Plan Especial del Puerto que encajará esta actuación es simplificado u ordinario. El segundo supuesto prolongaría unos 18 meses más su tramitación.

De los seis pronunciamientos que solicitó a organismos y colectivos, finalmente solo va a poder contar con dos: el de Ecologistas en Acción, que ha mostrado su tajante rechazo al proyecto diseñado por el estudio del arquitecto José Seguí, y el del Colegio Oficial de Arquitectos, que ayer presentó su informe en una rueda de prensa a la que únicamente asistió por parte de la entidad su decano, Francisco Sarabia.

En su informe, el Colegio de Arquitectos concluye que la plataforma del Morro «no es el emplazamiento idóneo» para un hotel «dada la intensidad de uso prevista», y añade que «este privilegiado y delicado enclave debería destinarse a una iniciativa pública de interés general que constituyese una actuación singular». «Un edificio público garantizaría la vinculación a lo común y la capacidad simbólica y representativa», remarca el documento.

Asimismo, en la respuesta remitida por el colegio a Medio Ambiente se sostiene que la actuación «no responde a los principios de sostenibilidad en el ámbito urbano» porque no contribuye al modelo de ciudad compacta. En ese sentido, propone que el hotel podría ubicarse en La Equitativa o el edificio de Correos.

Eso sí, en cuanto al impacto en el paisaje urbano, el Colegio de Arquitectos elude posicionarse claramente y se limita a reseñar que hay opiniones a favor y en contra de que pueda suponer algo negativo para la ciudad. Por ello propone «estudiar en profundidad y desde un punto de vista lo más imparcial posible los efectos previstos antes de proceder a su aprobación».

Para elaborar este informe, el colegio se ha basado en las opiniones recogidas en dos reuniones, celebradas el pasado 18 de julio y el 7 de septiembre, a las que acudieron en torno a una decena de arquitectos y en una encuesta 'on line' que respondieron 61, el 5% de los 1.200 colegiados con que cuenta esta entidad profesional. Estas opiniones fueron recopiladas en un escrito que posteriormente fue revisado por el decano y aprobado en la junta directiva del colegio. Sarabia aseguró ayer que la participación de los colegiados en este caso ha sido «más numerosa de lo habitual», y apuntó que también se ha pedido opinión a arquitectos municipales, docentes, y redactores de planes generales pero sin aclarar cuántos han participado por esta vía. A la reunión del pasado día 7 para la puesta en común del resultado de la encuesta solo acudieron ocho colegiados, de los que tres fuero José Seguí y dos de sus colaboradores. En esta cita, Seguí lamentó no haber podido exponer el proyecto con detalle a los colegiados pese a que lo había solicitado.

Participación ciudadana

Francisco Sarabia afirmó que el colegio no se pronuncia «ni a favor ni en contra del proyecto rotundamente». «No nos negamos a que la ciudad tenga un edificio en altura como este, nos negamos a que se haga de espaldas a la ciudad», remarcó al tiempo que reclamó más participación ciudadana respecto a esta iniciativa. «El hotel va a ser el icono de la ciudad y queremos que sea consensuado», insistió. Asimismo cuestionó los argumentos expresados por la Consejería de Cultura y el Centro de Estudios del Paisaje y Territorio para rechazar pronunciarse respecto al trámite ambiental preceptivo para el hotel. Tampoco lo han hecho finalmente el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico ni la delegación de la Consejería de Turismo, que se limitará a informar cuando se solicite la licencia de obras para comprobar que su categoría se adecua a sus características.

Sarabia también criticó que el documento para la modificación del plan especial vaya firmado por el presidente de la Autoridad Portuaria, Paulino Plata, y no por un técnico competente; y que el trámite de consulta se haya hecho en periodo vacacional.

El colegio también aboga en su informe por definir la arquitectura de este tipo de proyectos mediante un concurso de ideas y sostiene que antes de plantear operaciones de esta envergadura debería planificarse la actividad turística en Málaga.

Fotos

Vídeos