Colectivos feministas exhiben su rechazo a los vientres de alquiler en Málaga

Colectivos feministas exhiben su rechazo a los vientres de alquiler en Málaga
Francis Silva

Protagonizan la performance 'Mercado madres de alquiler' en la plaza de la Constitución

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

Las organizaciones malagueñas adheridas a la red estatal contra los vientres de alquiler, RECAV-Málaga, han protagonizado este mediodía la performance “Mercado madres de alquiler” con el objetivo de denunciar “la comercialización y explotación que se hace de las mujeres y de su capacidad reproductiva en la mal llamada “maternidad subrogada”, un nuevo atentado contra los derechos humanos de las mujeres y de los niños/as”. Con este acto se pretende llamar la atención y hacer reflexionar a la sociedad sobre las graves consecuencias que tendría para las mujeres la aprobación, en España, de la “maternidad subrogada”, según Pilar Iglesias, portavoz de la organización. Esta acción se ha llevado a cabo en la Plaza de la Constitución, donde han simulado un mercado de mujeres en el que se han instalado expositores con catálogos de madres gestantes, bebés y donantes de óvulos, además de una improvisada granja- hotel en la que se podían ver a mujeres de diferentes perfiles a disposición de posibles “clientes y clientas”. También han escenificado una simbólica subasta pública en la que el público pujaba por unas madres de alquiler ‘a los mejores precios’. La intención es denunciar la comercialización de las mujeres y la explotación de su capacidad reproductiva, provocando con ello, un nuevo atentado contra los derechos de las mujeres.

La maternidad subrogada, más conocida como «vientres de alquiler», por la que una mujer, generalmente mediante transacción económica, ofrece su útero para gestar un bebé, no es legal en España. Jurídicamente, este tipo de contratos se consideran nulos de pleno derecho, tal y como dicta el artículo 10 de la Ley 14/2006, de 26 de mayo, sobre técnicas de reproducción asistida. Aún así, no han sido pocos los intentos por lograr su normalización, según la red estatal contra los vientres de alquiler, RECAV. Según esta organización, aunque no sea legal, en España hay bebés que han sido gestados en vientres de alquiler de otros países del mundo donde esta práctica sí está permitida, como es el caso de Estados Unidos, India, Albania, Georgia, Croacia, Holanda, Rusia, Reino Unido, Grecia, Ucrania…Para los detractores de esta práctica, es una contradicción que nuestro país permita la inscripción en el Registro Civil del niño nacido fuera de España mediante maternidad subrogada en base al interés del menor. Las voces más críticas pretenden que no se permita este tipo de registro para no favorecer que haya mujeres que presten su útero para concebir hijos a cambio de dinero. Y aunque no hay cifras sobre el número de niños que bajo este procedimiento llegan a nuestro país porque este registro no hace públicos este tipo de datos, la demanda por conseguir bebés bajo esta fórmula crece de forma exponencial, según la red estatal contra los vientres de alquiler.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos