El Clínico mejora el confort y la seguridad de pacientes que necesitan tratamientos cortos en urgencias

El Clínico mejora el confort y la seguridad de pacientes que necesitan tratamientos cortos en urgencias

El hospital instala 10 sillones ergonómicos con sistema eléctrico para enfermos de complejidad intermedia

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

El Hospital Clínico Universitario ha mejorado el confort y la seguridad de pacientes de complejidad intermedia que son atendidos en el circuito de tratamientos cortos en el servicio de urgencias. Así, el centro hospitalario ha instalado 10 nuevos sillones de última generación, que han sustituido a los anteriores, y que están dotados de un sistema eléctrico que permite el fácil manejo por parte del paciente para el cambio de posición. Además, se trata de unos sillones de tipo ergonómico, con refuerzo lumbar, que disponen de una anchura especial, ideal también para facilitar el descanso de enfermos de talla especial o personas con sobrepeso. La gran mayoría de los casos corresponden a pacientes crónicos que sufren algún tipo de desestabilización y que permanecen en los sillones hasta que se estabilizan.

Aparte del aumento de la comodidad que supone el nuevo equipamiento, los 10 sillones garantizan también las máximas condiciones de higiene y seguridad, ya que están fabricados con un material de fácil limpieza y desinfección, además de ser ignífugos, han explicado fuentes oficiales del hospital. Los nuevos dispositivos disponen de ruedas y tienen un freno para el manejo del personal en caso de necesidad, además de ser regulables en altura para la cabeza del paciente y estar reforzados con dos soportes laterales para facilitar el apoyo de la cabeza en el cambio de postura de los enfermos.

También se han instalado recientemente seis nuevos equipos de monitorización que garantizan el control y la vigilancia del paciente durante su estancia en esa área de urgencias. La adquisición del nuevo material (sillones y monitores) ha supuesto una inversión total de 25.500 euros.

La supervisora de cuidados del servicio de urgencias del Hospital Clínico, María del Carmen Ramos, ha explicado que «la recepción de este nuevo material hace un mes está siendo muy bien valorado por parte de los pacientes que precisan cuidados intermedios en esta área de tratamientos cortos, lugar donde se controlan y reciben su medicación hasta que se estabilizan». La supervisora ha añadido que «la dotación de material nuevo siempre ayuda a los profesionales y les facilita su trabajo en beneficio de los usuarios que reciben este tipo de atención urgente».

La adquisición del nuevo material se enmarca en el plan de confortabilidad, accesibilidad y seguridad en el que este servicio –que atendió alrededor de 157.000 urgencias el pasado año 2017– se encuentra trabajando de forma continua para garantizar la mejor respuesta a las necesidades asistenciales de los pacientes en esta materia tal y como establecen las directrices marcadas por el Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias (PAUE), han asegurado fuentes oficial del Clínico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos