El Clínico aplica una técnica para poner las vías venosas de modo poco invasivo

Profesionales de la unidad de terapia intravenosa del Clínico. /
Profesionales de la unidad de terapia intravenosa del Clínico.

El sistema se lleva a cabo en el área de radiología vascular intervencionista y beneficia sobre todo a pacientes oncohematológicos

A. E. MÁLAGA.

La unidad de terapia intravenosa del Clínico ha empezado a aplicar una técnica poco invasiva a la hora de poner la vías por las que se canalizan distintas terapias. Este sistema está indicado sobre todo para los pacientes a los que resulta complicado cogerles una vía venosa. Los mayores beneficiados son los enfermos oncohematológicos. En concreto, la técnica se denomina tunelización para el catéter central del inserción periférica (PICC), un método que se ha llevado a cabo con éxito ya en más de una decena de pacientes muy complejos.

Para garantizar las condiciones de seguridad y precisión, la técnica se aplica en la sección de radiología vascular intervencionista de la unidad de diagnóstico por imagen y medicina nuclear del Clínico. Este novedoso procedimiento, realizado por profesionales de enfermería, se efectúa con el apoyo de un equipo de ecografía especial para este tipo de técnicas que permite la evaluación del capital venoso del paciente previamente a la inserción del dispositivo y, finalmente, para comprobar su correcta colocación.

Los pacientes son atendidos con cita previa para la inserción de estas vías por petición de las distintas especialidades, sobre todo en los casos de enfermos con un perfil muy específico que precisan de una vía segura para la administración de quimioterapia, hemoderivados, tratamientos farmacológicos y otras terapias de larga duración.

Paso adelante

El enfermero de la sección de radiología vascular intervencionista del Clínico Juan Ramón Fernández Serrano considera que la puesta en marcha de este tipo de procedimientos especiales «supone un paso adelante en la canalización de vías de administración para enfermos muy complicados, que precisan de tratamientos específicos a través de una técnica poco invasiva».

Por su parte, el jefe de bloque de enfermería de la unidad de gestión de radiodiagnóstico y medicina nuclear, José Carlos Anaya, señaló que «la puesta en marcha de esta técnica para la inserción de catéteres centrales de acceso periférico evita riesgos y complicaciones a los pacientes y les facilita una vía de acceso para tratamientos de larga duración, además de una nueva apuesta por parte de la dirección de enfermería en el desarrollo de procedimientos de práctica avanzada». La unidad de terapia intravenosa del Clínico se puso en marcha hace más de dos años y ya se han atendido en ella alrededor de 2.000 pacientes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos