Unos clientes causan daños por valor de 200.000 euros en el Málaga Palacio

Vista del hotel AC Málaga Palacio. / Francis Silva

Rompieron el aspersor del sistema antiincendios y provocaron una inundación que afectó a varias plantas y a una veintena de habitaciones del hotel

Juan Cano
JUAN CANOMálaga

Unos clientes han sido denunciados por el hotel AC Málaga Palacio tras causar daños en sus instalaciones valorados en más de 200.000 euros, ya que provocaron una inundación que afectó a varias plantas del edificio y a una veintena de habitaciones.

Los hechos sucedieron a la una y media de la madrugada del sábado al domingo. Todo comenzó en la habitación ubicada en la sexta planta cuyos huéspedes rompieron el aspersor del techo que forma parte del sistema antiincendios del establecimiento, que estuvo completamente lleno durante el fin de semana.

La rotura de esta pieza provocó que el agua anegara primero la habitación y, después, el pasillo de la sexta planta. Pese a los intentos del hotel por detener la fuga, el sistema, que está preparado para activarse en caso de incendio, continuó bombeando agua.

Plantas inferiores

Al cabo de unos minutos, la inundación se extendía ya a buena parte de la sexta planta del hotel, así como a varias de las plantas inferiores. Según las fuentes consultadas por este periódico, en total hay una veintena de habitaciones afectadas en mayor o menor medida.

Aunque la inundación pasó inadvertida para buena parte de la clientela del hotel, otros se vieron sorprendidos por el agua entrando ya en sus habitaciones. Algunos, incluso, tuvieron que ser realojados.

Los responsables del hotel no tardaron en identificar el punto exacto donde se produjo la fuga y se entrevistaron con los clientes que se hospedaban en esa habitación para saber qué había pasado. Al parecer, ellos alegaron que el aspersor se había roto al colgar un perchero con unas camisas.

Denuncia a la Policía

El hotel ha puesto los hechos en conocimiento de la Policía Nacional para que se investiguen los daños al considerar que se trata de un caso claro de vandalismo, ya que para llegar hasta el techo donde se ubica el aspersor hay que subirse como mínimo a una silla o incluso a un mueble, y además hay un armario para la ropa justo al lado.

La inundación ha provocado numerosos desperfectos en la estructura de madera del hotel que obligarán al cierre de las habitaciones afectadas, en plena temporada alta, hasta que puedan ser arregladas, lo que supondrá, además del coste de reparación, un lucro cesante para el negocio.

El caso ya está en manos de la Policía Nacional, que ha abierto una investigación para localizar a los autores de la supuesta gamberrada, ya que se da la circunstancia de que los clientes denunciados habían llegado ese mismo día al Málaga Palacio y tenían prevista la salida, como así hicieron, para el pasado domingo por la mañana, por lo que ya están fuera de la ciudad.

Fotos

Vídeos