Ciudadanos pide minipabellones en los barrios y mejorar los accesos al PTA para apoyar los presupuestos

Cassá y De la Torre, en una imagen reciente en los pasillos del Ayuntamiento./Salvador Salas
Cassá y De la Torre, en una imagen reciente en los pasillos del Ayuntamiento. / Salvador Salas

La formación naranja traslada al alcalde 61 medidas entre las que destacan el concurso del Astoria y continuar con la recuperación del monte Gibralfaro como parque

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

Ciudadanos ya impuso cuatro líneas rojas al alcalde de Málaga para empezar a negociar los presupuestos del Ayuntamiento y desde que a mediados de diciembre quedaron desbloqueados esos cuatro condicionantes (decidir el futuro de Limasa, despejar el desarrollo de los terrenos de Repsol, más inversiones en el Cuerpo de Bomberos y avanzar en la habilitación del monte Gibralfaro como parque forestal), la formación naranja también está haciendo valer la posición de fuerza que le da su papel de socio de investidura de Francisco de la Torre para que sus principales proyectos de ciudad tengan reflejo en las próximas cuentas municipales.

¿Cómo? Poniéndole sobre la mesa al concejal de Economía, Carlos Conde, una lista con 61 medidas como moneda de cambio para que el Consistorio pueda tener cuanto antes sus presupuestos de este año, toda vez que como viene ocurriendo en los tres últimos ejercicios, los de 2017 han tenido que ser prorrogados después de que el PP no haya logrado cerrar un acuerdo en tiempo y forma. Esta circunstancia se traduce en que no se pueden acometer nuevas inversiones, pero sí que se garantiza el gasto corriente y los pagos de nóminas al personal.

En este documento, remitido el pasado 20 de diciembre al Área de Economía, destacan la convocatoria de un concurso público para darle uso a la parcela de los antiguos cines Astoria y Victoria, acometer medidas de tráfico para mejorar los accesos al PTA, aumentar la dotación de Policía Local y la redacción de los proyectos para que la ciudad disponga de una red de minipabellones deportivos en los distritos (fundamentalmente en Carretera de Cádiz, Cruz del Humilladero, Teatinos, Bailén-Miraflores, zona Este y Centro) para ampliar la oferta de instalaciones, que se antoja escasa como ha quedado de manifiesto durante la crisis del ruido en los colegios.

Obras y programas sociales

En ese listado hay prácticamente de todo, desde darle continuidad a actuaciones de calado como la semipeatonalización de la Alameda, el citado proyecto en Gibralfaro o la creación de un gran parque en los terrenos de Repsol hasta inversiones más concretas en los barrios (asfaltado en La Mosca, una biblioteca en El Limonar o poner zonas de sombra en el Parque del Norte), pasando por iniciativas de contenido social como campañas contra el acoso escolar o para mejorar la accesibilidad en los comercios, continuar con los economatos solidarios, fomentar la empleabilidad de mayores de 55 años o la dotación de puestos de trabajo para personas con síndrome de Down y discapacidad intelectual.

Urbanismo aborda con la Sareb el proyecto de Repsol

Tras el acuerdo entre el equipo de gobierno municipal y Ciudadanos para impulsar la operación urbanística prevista en los terrenos de Repsol, junto a la avenida de Juan XXIII, incrementando el espacio para parque de 70.000 a 130.000 metros cuadrados, al renunciar de momento el Ayuntamiento a la construcción de tres rascacielos que le corresponden, el concejal de Ordenación delTerritorio, Francisco Pomares, mantuvo ayer en Madrid un encuentro con los responsables de la Sareb (Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria) para planificar el desarrollo de este suelo. Cabe recordar que la Sareb mantiene en este ámbito derechos urbanísticos para edificar una torre de 34 plantas para pisos y usos terciarios.

A preguntas de este periódico, Pomares se limitó a indicar que el encuentro había servido para «avanzar y programar» las intervenciones previstas en este suelo en lo relativo a su urbanización. En ese sentido, esta intervención depende de que previamente se lleve a cabo un proceso de descontaminación de estos suelos, que albergaron depósitos de hidrocarburos. El edil no aclaró si se ha concretado quién o en qué porcentaje asumirá el coste de ese proceso de descontaminación, derivado de un estudio realizado previamente por la Sareb.

Por su parte, desde el también conocido como ‘banco malo’, tampoco concretaron el resultado de la reunión de ayer y se limitaron a señalar que «se está trabajando con el Ayuntamiento y la sintonía es buena». «Estamos avanzando en el proyecto», indicaron.

En Ciudadanos son conscientes de que, como ha ocurrido en los dos últimos ejercicios, no les van a comprar todas sus peticiones, pero sí que aspiran a conseguir el máximo posible. Así, en materia medioambiental destacan la mejora de la Laguna de la Barrera, la creación de un parque forestal y arqueológico en Torre del Prado (Campanillas) o mejorar los accesos peatonales en el parque del Benítez. En el ámbito cultural, Ciudadanos también pide más dinero para el Festival de Cine además de partidas para el Carnaval y para las cofradías.

Tras dos reuniones a nivel técnico y numerosos contactos por correo electrónico y por teléfono, el siguiente paso es que el equipo de gobierno valore el impacto económico de las propuestas, decida cuántas se aceptan y con qué dinero. En cualquier caso, en la formación naranja se muestran optimistas ante «la buena disposición» de los populares, hasta el punto de confiar en que a finales de mes se pueda concretar el acuerdo definitivo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos